¿Tu hijo adolescente no te hace caso? No es él, es su cerebro, según un estudio

Belem Capetillo

Nadie te prepara para ser madre y entender a tus hijos adolescentes. Te contamos cuál es la razón por la que tu hijo adolescente no te hace caso, según un estudio científico. Es su cerebro y nada más.

No pierdas de vista que durante la etapa adolescente ocurren cambios fisiológicos y psicológicos abrumadores que, por supuesto, traen consigo complicaciones de todo tipo.

Sus cambios de ánimo y tu necesidad de ser escuchado crean un caos en casa y dificultan la relación padre-hijo. Claro que pueden entenderte, pero debes acercarte a ellos de la forma correcta para conectar.

Seguro te preguntas por qué escucha a sus amigos y a ti no | Foto: Pexels

¿Por qué tu hijo adolescente no te hace caso? Esto pasa con su cerebro

No es que tu hijo haya sufrido de una pérdida auditiva ni que esté ignorándote para retarte. Según un estudio de la Escuela de Medicina de Stanford, alrededor de los 13 años, los niños pasan de centrarse en la voz de mamá a favorecer voces nuevas.

Su cerebro no está registrando tu voz igual que antes y no es nada personal, es una cuestión neurológica. Los adolescentes empiezan a sintonizar con voces desconocidas, les resulta gratificante.

Los investigadores a cargo del estudio, descubrieron que  los circuitos de recompensa y los centros cerebrales se activan más por voces desconocidas que por las de sus madres (como en el caso de los bebés).

Te oye, pero no te escucha porque su cerebro se ha vuelto más selectivo | Foto: Pexels

Los adolescentes se separan de mamá, algo esperado y con fines evolutivos. Deben volverse independientes y el ‘empujón’ que necesitan tiene que ver con una señal biológica subyacente. Es señal de que están creciendo.

Así que para que tu hijo adolescente te haga caso sin pelear, debes ser todavía más creativa, empática y atraer su atención por sobre el resto de los estímulos a los que está expuesto. Respeta su espacio, pero mantente cerca, verás que tarde o temprano logran llegar a un acuerdo.

Que tus hijos adolescentes no te hagan caso a la primera es natural y quiere decir que están madurando.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas