Ser abuela no es ser niñera: No es su obligación cuidar nietos

Alejandra Chavarria

Si eres una mujer mayor que ya atravesó el abandono del nido y ahora disfrutas de tus actividades seguramente quieres sentirte libre o simplemente tener tiempo para ti. Aunque es una gran alegría que tus hijos comiencen a crear su propia familia hay algo muy importante que todos deben entender: “Ser abuela no es ser niñera”. 

Con el paso de las años las cosas en la dinámica familiar han cambiado, los roles son diferentes y las obligaciones se transforman, pero sin duda uno de los personajes que no deja de tener un papel crucial es el de la abuelita que cuida de las nuevas generaciones.

Sin embargo, aunque para muchas mujeres es una gran alegría el tener nietos, para otras resulta una carga muy pesada, pues esto implica tener que volver a empezar: cambiar pañales, lavar ropa pequeña, limpiar desastres y cocinar.

Ser abuela no debe ser sinónimo de esclavitud | Fuente: @Freepik

Quizá en su tiempo fue una actividad que como madres disfrutaron mucho, pero ahora con los hijos de los hijos las cosas cambian y el cansancio o la búsqueda de los intereses personales son completamente diferentes.  Definitivamente: No es su obligación cuidar nietos.

¿Por qué ser abuela no es ser niñera? Los expertos lo explican

En otras ocasiones te hemos compartido cómo es que el trabajo doméstico no remunerado llega a ser sumamente extenuante para las mujeres, lo es aún más cuando se trata de una mujer adulta mayor que tiene a su cargo bebés o infantes que apenas saben caminar.

Los expertos en cuidado de la vejez en México indican que el trabajo doméstico para las mujeres es mucho mayor en comparación con los hombres, además de que estas actividades llegan a extenderse varios años -precisamente cuando se convierten en abuelitas-.

“El cuidado de niñas y niños está incrementando las cargas del trabajo de cuidados de las familias. Y esta carga impide muchas veces que los integrantes de las familias puedan desempeñarse en el ámbito público, como estudiar, trabajar, participar políticamente; que pierdan posibilidades de ejercer estos derechos como ciudadanía”, indicó Christian Mendoza, del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir al medio Animal Político.

Las mujeres en edad adulta deben tener la independencia y autonomía de poder hacer sus actividades sin las restricciones o imposiciones que algunas veces se les confiere; a pesar de que son abuelas, no son niñeras ni cuidadoras. Es mejor siempre generar un lazo amable en el que la convivencia sea sana, respetuosa y sin demandar o exigir demasiado de este cuidado.

No es su obligación cuidar nietos, puede presentarse el Síndrome del Abuelo Esclavo

Este problema comienza cuando los nietos pasan más horas con los abuelos que con los padres, dejando que recaiga sobre sus hombros más responsabilidad de la que debieran tener. Lo peor, es que pocas personas hablan de ello, la mayoría de los adultos mayores prefieren mantenerse callados por miedo a causar problemas a sus hijos “porque trabajan”, porque no quieren decepcionarles o porque nadie se los impuso, pero de esa manera adquieren un sentimiento de validez que quizá antes ya no sentían.

Síntomas de este fenómeno:

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Dolores de cabeza
  • Tensión muscular
  • Insomnio
  • Baja energía
  • Mucho sueño
  • Dolor de espalda y/o articulaciones
  • Comienzan a descuidar su salud y su aspecto
  • Pierden la satisfacción por el día a día
  • Ya no disfrutan de pasar tiempo con sus nietos
  • Depresión

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

 

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas