Qué son los regalos emocionales y por qué deberías dárselos a tu hijo

Katia Muciño Briseño

Sabemos que te encanta darle regalos sorpresa a tus hijos y la emoción de ver su cuando su rostro se ilumina es increíble. Dar un obsequio a un pequeño puede ser un momento muy especial en la familia, sin embargo, podría tener efectos negativos en su actitud. Hoy te contaremos qué son los regalos emocionales y por qué deberías repensar lo que le das a tu hijo.

Cumpleaños, primera comunión, navidad y buenas calificaciones son algunas de las razones por las que sueles premiar a tu hijo con juguetes y obsequios materiales. Durante los primeros años de vida el pequeño será muy feliz y creará una ilusión de tener algo en sus manos, sin embargo, cuando los padres exceden la entrega de estos regalos pueden fomentar que su hijo no valore lo que tiene.

¿Te exige un regalo más costoso? Tu hijo podría ser malcriado en este sentido y dejar de agradecer lo poco o mucho que le des. Deberá entender el esfuerzo que implica que le compres algo y valorar la intención que está detrás. Los niños que reciben muchos regalos en poco tiempo comienzan a volverse exigentes y chantajistas con su familia.

¿Qué tipo de regalos le das a tu hijo? Conoce los regalos emocionales. Fuente: Pexels

¿Qué son los regalos emociones? Razones para dárselos a tu hijo

Los regalos emocionales son aquellos obsequios que no son físicos ni moldeables pero producen sentimientos como amor, ternura, felicidad y cariño. No se trata de dar algo físico sino de darlo con el corazón y esta es la característica que tienen estos regalos, tienen una intención emocional.

Porque no todo son muñecas, coches y pistas de juego, te contamos algunos regalos que puedes dar a tu hijo:

  • Libro familiar. Escribe un libro en el que le cuentes el origen de la familia, incluye algunas fotos y cartas. Valorará la creatividad que tuviste y la forma en la que la usaste para contarle su historia familiar.
  • Noche de camping. A veces ver las estrellas y comer palomitas debajo de la luna puede ser más divertido que un videojuego. Piensa en el tiempo de calidad que pasas con tu hijo y planea una noche de acampar.
  • Viaje a un lugar especial. Planea un recorrido que cumpla el sueño de tu hijo y sea posible para ti, ambos disfrutarán del momento y la experiencia. Recuerda que los momentos vividos son más valiosos que un juguete nuevo.
  • Cartas. Cada vez que tu hijo tenga un logro y te sientas orgullosa deberías escribirle una carta. Valorará tus palabras y sentimientos además de que entenderá lo especial que se siente recibir un paquete del correo postal.
  • Visita a un evento especial. ¿Hay una exposición, obra o concierto al que le gustaría ir? Acude con tu hijo y canten juntos, él se divertirá y recordará este momento toda su vida. Le encantará la experiencia.
  • Caja de motivos de amor hacia él.  Cuando no sepas que regalarle puedes reciclar un bote de plástico y elaborar una caja de motivos. Toma papeles reciclados y escribe las razones por las que lo amas, algunas de sus virtudes y aciertos, le encantará.

Conoce nuestro canal de Youtube.  Te recomendamos el siguiente video que te ayudará a mejorar la apariencia de tus plantas: 

Escrito por
Katia Muciño Briseño

Relacionadas