¿Qué son las infancias trans y por qué tenemos que hablar de ellas?

Bárbara Olguín

La identidad de nuestros hijos es algo que debemos respetar en todo momento. En estos tiempos en que nuestros pequeños están en contacto constante con el internet, crecen bombardeados de información y se enfrentan también al constante bullying en redes sociales. Es vital que estemos ahí para apoyarlos siempre.

En estos casos de bombardeo y bullying, nosotros debemos estar ahí para orientarles y apoyarlos en sus decisiones. Siempre será mejor que los hijos recurran a nosotros como padres a que se desinformen y puedan tomar malas decisiones.

Aquí te contamos sobre las infancias trans, qué son y por qué debemos hablar de ellas. Y es que en cuestiones de identidad de género tenemos que informarnos lo mejor que podamos y acudir con expertos en el tema para que nos asesore en las dudas que tengamos. Recuerda, el canal de comunicación se da mucho mejor sin prejuicios.

Es importante que hablemos de las infancias trans | Fuente: Unsplash

¿Qué es ser trans? Es una persona que se identifica con un género distinto al que le fue asignado al nacer. La doctora María Fernanda Castillo-Peón, especialista en endocrinología pediátrica comentó en entrevista para la gaceta de la Facultad de Medicina de la UNAM, que esta identificación es algo subjetivo, es decir, que no todos los niños y niñas que presenten conductas hacia el género opuesto tienen que ser trans.

Y es que las personas trans afirman que la identidad es un proceso íntimo, complejo y cambiante. Va mucho más allá de lo biológico: ni nuestros genitales ni nuestros cromosomas definen quiénes somos.

De acuerdo con el artículo de la doctora Castillo-Peón para el Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, Manejo médico de personas transgénero en la niñez y adolescencia una de las transiciones más complejas de las personas trans es en lo social. La transición social se refiere a que las personas trans adoptan las conductas que expresen la sensación personal de identificarse como hombre, mujer u otro.

Nuestros cromosomas no nos definen como personas | Fuente: Unsplash

Este cambio implica modificaciones en el nombre y pronombre que utilizamos, así como en su forma de vestir, además de los documentos de identificación oficial. Y es que en muchas ocasiones hacer trámites oficiales que involucren la identidad es un calvario, pues no todos aceptan o entienden lo trans y no están exentos de violencia.

La violencia hacia las personas trans inicia desde que no los llamamos por su nombre, no utilizamos los pronombres con los que se identifican. Es importante generar consciencia de toda la violencia que como sociedad estamos ejerciendo hacia las personas trans: negarles el acceso a espacios y servicios como el baño, por ejemplo, cuando sus documentos no coinciden con su apariencia física.

La mayor violencia que podemos ejercer es negar su identidad | Fuente: Unsplash

Incluso, en materia legal no se permite la modificación de documentos oficiales, y eso es discriminación por imposición de género. Afortunadamente, se están tomando acciones en materia legal, pues no existe ningún parámetro o motivo jurídico por el que una persona menor de 18 años pueda cambiar su identidad mediante un trámite administrativo. Por ello, en febrero de 2019 se propuso una reforma al Código Civil, que será conocida como la “Ley para las Infancias Trans”. Esto permitirá a las infancias trans modificar y registrar el nombre que han elegido.

De acuerdo con la encuesta Infancias trans: edad, identidad de género y desigualdades sociales, coordinada por la doctora, la edad media en que las personas trans perciben su identidad es de 5.6 años, en un rango entre los 2 y los 17 años.

Y es que las personas trans no se “hacen” de un día para otro, existen desde siempre, lo saben desde muy temprana edad. Ahora bien, la doctora Fernanda cuestiona si más allá de “infancias trans” debemos hablar de “familias trans”, pues quienes transicionan somos nosotros y no ellos. Aquí te decimos qué hacer si sospechas de que tu hijo es trans.

Las personas trans no se “hacen” de un día para otro, es un proceso que inicia a edad temprana | Fuente: Unsplash

Poder expresarse tal cual son, poder ser quienes son realmente les permite ser los seres humanos plenos que todos tenemos derecho a ser. La timidez se hace a un lado y poco a poco pueden ser ellos mismos.

Aún falta mucho como sociedad y en lo legal: sólo nueve estados de la República cuentan con una ley de identidad trans. En la Ciudad de México es posible hacer este cambio, pero si residen en otros estados es como tener una doble identidad. Las personas adultas pueden hacer este trámite en 9 estados, pero las infancias trans, en ninguno.

Apoyar a nuestros hijos en este proceso es vital | Fuente: Unsplash

Con respeto, mucha información, comunicación y empatía podemos lograr una  sociedad con una mentalidad mucho más abierta y respetuosa con todos los espectros de la identidad y sexualidad humana. Cuando entendamos que no todo es blanco o negro y que hay muchos matices podremos hacer avances en esta materia. Como este papá, que creó una línea de trajes de baño para niñas transgénero.

Esta información no solo es útil para quienes tienen hijos trans, sino para toda la sociedad. ¡Urge un mundo más informado y sin estigmas! 

***

No te pierdas todo el contenido de Viviendo En Casa en YouTube.

Escrito por
Bárbara Olguín

Relacionadas