¿Qué hacer si sospechas o ya sabes que tu hijo es transgénero?

Leilani Díaz

Algunas etapas de la infancia pueden ser muy difíciles para los niños; sin embargo, algunos pueden atravesar por procesos mucho más complicados, como los niños y niñas transgénero, quienes estadísticamente son más propensos a sufrir depresión, ansiedad y suicidios. Por eso, es importante que sepas qué hacer si sospechas que tu hijo es transgénero, o si ya te lo ha confesado y aún no sabes cómo apoyarlo.

Lo primero que debes entender es que si tu hijo está pasado por este proceso, es muy probable que no la tenga nada fácil. No sólo porque las tasas de violencia sexual en la escuela son mucho más altas en los niños transgénero, sino porque se enfrentan a que, en casa, sus seres queridos no los entiendan, ni los acepten y, si lo hacen, afuera se pueden encontrar con otros adultos que demuestran sus prejuicios mediante comentarios o actitudes hirientes.

“¿Y si es solo una etapa?”

Es natural que te hayas preguntado esto, y de hecho, la respuesta es difícil. Diversos estudios han sugerido que el género es algo con lo que nacemos, por lo que no se puede cambiar de ninguna forma. De acuerdo con el profesor y presidente del programa de estudios familiares de la Universidad de Arizona, Russ Toomey, los padres deben creer lo que su hijo les dice sobre su identidad de género, aunque si es pequeño, también se recomienda llevar un registro de persistencia y constancia con que se identifican con ese género.

Ojo, no confundas identidad de género (lo que una persona siente que es en su interior, puede ser masculino, femenino, algo en el medio, una combinación o ninguna) con la orientación sexual (esta se refiere a las personas de quien se puede sentir atraídos, puede ser heterosexual, homosexual, bisexual, antrosexual, etc).

Todos los niños, sin importar si se identifican como niño, niña o lo que indiquen, comienzan a entender su propio género entre los 18 y los 24 meses. Pueden empezar a compartirlo, sin notarlo, entre esa edad y hasta los 30 meses.

Sospecho que mi hijo es trans

Vale, si a tu hijo le gusta usar vestidos, eso no necesariamente significa que es transgénero; de hecho, podría simplemente estar explorando y jugando con el género.

Los niños trans, tienen la misma fuerza en su sentido de género que los niños cisgénero (aquellos individuos cuya identidad de género coincide con su cuerpo); según un estudio realizado por Kristina Olson, una reconocida psicóloga de la Universidad de Washington, tienen patrones de desarrollo muy similares.

Los niños trans suelen rechazar ser tratados como del género equivocado, no les gustará que los ubiques como niñas, si en su interior se identifican como niños y viceversa. Conforme crecen, podrían callarse si los padres los forzan a identificarse con el género con el que nacieron, pero eso no significa que hayan “cambiado”.

Si sospechas que tu hijo es transgénero, lo primero es no presionarlo, pero sí brindarle una apertura para que pueda explorar su género; elimina las barreras relacionadas con ello, por ejemplo, permítele jugar con los juguetes que él quiera, que se vista como desee o incluso que elija su peinado.

Con el tiempo, es muy probable que tu hijo verbalice su identidad de género.

¿Cómo apoyar a mi hijo transgénero?

Si tu hijo ya dio el paso y confesó que es transgénero, lo más importante es que se sienta amado y aceptado. Es probable que la noticia te cause cierto impacto y debas atravesar tu propio proceso para terminar de comprenderlo, pero no por eso afectes a tu pequeñito.

Recuerda que cuando somos niños, necesitamos que nuestros padres nos crean, nos apoyen, quieran y escuchen.

Actualmente, existen grupos de apoyo para padres de niños transgénero que te podrían ayudar a asimilar lo que esto significa. Aunque si no eres afín a compartir tus emociones frente a otras personas, también puedes buscar ayuda de un profesional, como un psicólogo (para ti y esta etapa como padre).

Y para ambos casos, ¡defiéndelo! No minimices la presión social o el acoso escolar que tu hijo podría estar sufriendo, deja muy en claro que no se tolerarán comentarios discriminatorios sobre la identidad de género de tu hijo o su orientación sexual.

 

Te recomendamos:

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas