¿Qué hacer ante el desabasto de fórmula infantil? Expertos dan estas recomendaciones

Alejandra Chavarria

Muchos bebés no pueden amamantar exclusivamente y la leche en polvo es su única fuente de nutrición. Una situación que ya mantiene preocupados a varios padres de familia en Estados Unidos, pues el país está sufriendo un desabasto de fórmula infantil. Ante la alarma de que el problema se extienda a otros países, incluido México, los expertos han recomendado la lactancia materna como la única opción ante el desabasto.

La escasez de fórmula se ha visto agravada por los problemas en la cadena de suministro y la inflación histórica, lo que ha dejado sin existencias a cerca del 40% de los productos de fórmula infantil en todo el país norteamericano, según informó la empresa de datos Datasembly.

Los problemas comenzaron en 2021, cuando la pandemia de COVID-19 provocó una disminución en la mano de obra, el transporte y las materias primas, problemas que eventualmente no perdonaron a la industria de la fórmula. También el inventario se redujo aún más debido al acaparamiento de los padres durante el confinamiento por el virus.

Frente a esta situación, los especialistas hicieron un llamado a optar por la lactancia materna, entre ellos Yalina Palma, experta en nutrición, quien explicó que “las fórmulas son un sustituto a la leche materna”, por lo que no existe otra manera de alimentarlos que logre igualar los nutrientes que los recién nacidos necesitan.

¿Qué hacer y qué no hacer ante el desabasto de fórmula en polvo?

Palma señaló que la fórmula en polvo nació por un tema de tiempos, pues algunas madres tenían que ir a trabajar y no podían darle pecho a sus bebés. No obstante, también se desarrolló como alternativa debido a problemas patológicos en los pequeños, pues en ocasiones algunos nutrientes de la leche humana son de difícil digestión para ellos.

De igual modo, el método de alimentación funciona en casos en los que la madre pueda contagiar al bebé de una enfermedad de transmisión, como el VIH, a través de la lactancia materna.

En cuanto a la búsqueda de un producto que reemplace a la fórmula infantil, Yalina advierte del peligro que esto podría representar, ya que cualquier otro sustituto podría provocar infecciones intestinales o problemas en el sistema inmunitario. Incluso descartó el uso de la leche de vaca, pues señaló que no sería viable para la salud de los niños.

Ante posibles problemas biológicos que pudieran interferir con la alimentación de los recién nacidos, la especialista recomendó acudir a bancos de leche materna en donde existen programas de ayuda para que las madres logren una lactancia exitosa.

Por otra parte, los funcionarios de salud advirtieron sobre la compra de fórmula a través de sitios web, redes sociales o fuera de los minoristas convencionales, ya que estos podrían resultar en un fraude.

Asimismo, han desaconsejado por completo elaborar fórmulas caseras, pues éstas son complejas y requieren de la proporción correcta para dar a los bebés los nutrientes que necesitan.

Las fórmulas infantiles deben ser densas en proteínas, grasas, vitaminas y minerales, muchos de los cuales no se pueden comprar en el supermercado. Y el equilibrio debe ser preciso para su salud y desarrollo.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas