¿Por qué no se aplicará la vacuna contra el COVID-19 a niños y bebés?

Loretta Chantiri

Con el inicio de la vacunación contra el COVID-19 alrededor del mundo, la gente, especialmente los adultos, han comenzado a mostrarse ansiosos respecto a cuando podrán ser inmunizados también pero, ¿y los niños, adolescentes y bebés? ¿Cuándo podrán ser vacunados o por qué no se les aplicará la vacuna contra el COVID-19?

Desde que se dio a conocer el plan de vacunación el pasado mes de diciembre, quedó muy claro, al menos en México, que la inmunización contra el virus depende del riesgo en que se ubique cada ciudadano. Por eso se inicio con personal del sector salud y ahora con los adultos mayores.

Sin embargo, en dicho plan no se informo sobre la aplicación de la vacuna en bebés, niños, adolescentes, ni mujeres embarazadas. ¿A qué se debe esta decisión?

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, comentó hace ya unos días que para arrancar con el proceso de vacunación se debía analizar un esquema de priorización, con base a las investigaciones y pruebas realizadas en otros países como: Estados Unidos, Canadá y países de Europa.

Después de detallar el plan de vacunación, que finaliza con la aplicación de la dosis en personas de 39 años para abajo, López Gatell explicó cuál es la importancia de la realización de ensayos clínicos, mencionando que estos van revelando seguridad y estableciendo condiciones de uso y ética.

“En todo el mundo las actualizaciones sanitarias de uso y los registros sanitarios dependen de que exista evidencia de que puedan ser usados en diversas subpoblaciones, para las que la ética establece protecciones especiales”

En ese sentido, aseguró que en ese rango de uso, se ubican los menores de edad (niños, bebés y adolescentes) y otras son poblaciones de vulnerabilidad como las mujeres embarazadas.

“Hasta el momento ninguno de los ensayos clínicos incluyó a poblaciones menores ni mujeres embarazadas. Esto está establecido en las condiciones de salud”, subrayó a principios del pasado mes de diciembre.

Se espera que más adelante se pueda ampliar el panorama respecto a dichas condiciones de uso para esas personas, aunque López-Gatell aseguró que el no vacunar a esa población no tiene riesgo elevado de algún tipo.

“La buena noticia, contrario a lo que se pensaba es que, las mujeres embarazadas no tienen riesgo de tener complicaciones por COVID-19. No tienen, a diferencia de lo que sí ocurre con la influenza”, comentó en aquel entonces.

Se requiere de un mayor ensayo clínico para poder someter a los menores a la vacunación. | Foto: Unsplash

Pero a todo esto, ¿cuál es la razón por la que no se ha contemplado la aplicación de la vacuna contra el COVID-19 en bebés, niños y adolescentes?

Como bien menciona López-Gatell, los ensayos clínicos son de suma importancia para conocer cómo es que se comporta la vacuna en la personas. Dichos ensayos, por cuestiones éticas, no sea han realizado en menores, y resulta incoherente pensar que un adolescente o un niño es como un adulto chiquito, pues los efectos podrían ser sumamente diferentes dependiendo la edad.

Por su parte el especialista en enfermedades infecciosas pediátricas y miembro de​l Comité de Enfermedades Infecciosas de la American Academy of Pediatrics (AAP), James D. Campbell, comento recientemente en un artículo para el sitio healthychildren.org, que antes de que las vacunas del COVID-19 estén disponibles para adolescentes más jóvenes (menores de 16 años) y niños, es necesario completar ensayos clínicos.

Ya que se debe garantizar que las vacunas sean seguras y eficaces para estos grupos de edades. “Los niños no son adultos pequeños; no podemos simplemente asumir que la vacuna tendrá el mismo efecto en un niño que en alguien mayor”, comenta el especialista.

“La pandemia del COVID-19 continúa teniendo consecuencias terribles para la salud de los niños. Necesitamos más datos sobre las vacunas en pacientes jóvenes para que podamos protegerlos del virus y la pandemia pueda ser controlada. Una vez que esta información esté disponible,​ la AAP evaluará y tomará decisiones sobre la vacuna para los niños y adolescentes basada en la información”.

A esto, surgieron algunas dudas respecto a la vacunación contra el COVID-19 en niños y su posible aplicación antes del ciclo escolar 2021-2022:

“Sincronizar la disponibilidad de la vacuna dependerá de los resultados de los ensayos de la vacuna en adolescentes y niños que están siendo planeados o se están llevando a cabo ahora. Pero basados en el ritmo actual de la investigación, pudiera ser posible tener la vacuna por lo menos para ciertos grupos de edades de niños y adolescentes antes del año escolar que empieza antes del 2021-22”. puntualizó James D. Campbell.

En Viviendo en Casa proporcionamos información de salud con fines de divulgación que de ninguna manera sustituye valoraciones médicas o consultas de cualquier profesional de la salud.

***

Para más notas sobre COVID-19, no olvides darle like a nuestra página de Facebook para que conozcas los contenidos más recientes.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas