¿Por qué llenar de regalos a tus hijos los hace infelices? Es el síndrome del niño hiperregalado

Alejandra Chavarria

Si hay algo que los padres desean para los niños es que estos tengan siempre lo mejor, especialmente cuando se trata de objetos materiales. Sin embargo, los expertos explican por qué llenar de regalos a tus hijos los hace infelices.

Aunque parezca una ironía, la realidad es que dar demasiados obsequios a tus pequeños los hace víctimas del llamado síndrome del niño hiperregalado. Los expertos tienen mucho qué decir al respecto de esta situación.

En esta temporada, hemos hecho hincapié en que es mucho más importante fomentar en los menores los verdaderos valores de la temporada navideña; desde la unión hasta el amor y la paz, sin desvirtuarlo o pensar que lo material es mucho más importante.

Dar muchos regalos a los niños no es tan bueno como crees | Fuente: Freepik

Los expertos han tenido duras disertaciones al respecto de la manera en la que les afecta a los pequeños tener demasiados regalos en la Navidad o en Día de Reyes; pero también se habla del problema a largo plazo que genera inculcar en los niños la creencia en esta tradición.

Por ello, ahora te compartimos de qué va el Síndrome del Niño Hiperregalado y por qué no debes permitir que los más pequeños del hogar crezcan con este tipo de pensamientos que les pueden resultar negativos a largo plazo.

“Muchos de los regalos que desean nuestros pequeños sean anhelos momentáneos en vez de necesidades objetivas y que la satisfacción de tenerlos les dure muy poco tiempo”, reflexiona Sonia López Iglesias para el medio internacional El País.

Llenar de regalos a tus hijos, el lado negativo de este dadivoso gesto

Aunque muchos padres creen que darle a sus hijos todos los regalos que deseen los hará ser personas más felices, íntegras y satisfechas consigo mismas; sin embargo, los psicólogos infantiles tienen muchas más dudas y comentarios al respecto.

La descripción concreta del niño hiperregalado es concretamente esa en la que se le da más de lo que necesita; al recibir tantos obsequios, al final del día carece de atención necesaria para disfrutar de todo lo que le han regalado.

Generalmente, cuando a los niños les dan muchos regalos, los pequeños no aprenden a valorar el esfuerzo que hace el otro por darle un obsequio; al mismo tiempo, tampoco son capaces de aprender a valorar el regalo.

“Los niños esperan muchos regalos por culpa del consumismo que la sociedad nos intenta inculcar desde el momento en que nacemos. Un consumismo desmesurado que se debe frenar cuanto antes”, indican los psicólogos para el medio Etapa Infantil.

Los menores a los que les dan todo, crecen para convertirse en adultos materialistas que tienen baja tolerancia a la frustración porque siempre obtuvieron lo que quisieron sin haberse ganado algo por medio del esfuerzo.

Como padres, es bueno reevaluar y reconsiderar qué tan importante es llenar de regalos a los pequeños y así enseñarles un poco sobre la vida.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas