Padres que resuelven todo a sus hijos los están dañando de por vida

Alejandra Chavarria

La crianza ha evolucionado de manera positiva, sí; pero también algunas modificaciones en la forma de relacionarse con los pequeños podría afectarlos de manera significativa. Por ello, como parte de los consejos para padres, te compartimos cómo la sobreprotección o el resolver todo a tus hijos puede afectar su desarrollo.

Quizá recuerdas que en el pasado, con tus padres, era muy complicado que te brindaran la atención que actualmente le das a tus hijos. Aún más complicado en el tiempo de los abuelos; en el que los castigos, las agresiones físicas o verbales eran la forma “más adecuada” para educar a los niños.

Los especialistas se encuentran consternados debido a que las nuevas generaciones están experimentando una sobrecompensación y una sobreprotección que se está llevando a extremos que pueden afectar el desarrollo social, personal y cognitivo de los pequeños. Y es que los padres que resuelven todo por sus hijos los están dañando sin que se den cuenta.

Es un hecho que como padres siempre se busca procurar el bienestar de los pequeños, sin embargo, también es fundamental brindarles un poco de autonomía para que los hijos puedan cometer sus propios errores y así aprender a interactuar con el mundo que les rodea.

¿Cómo afecto a mi hijo si resuelvo todo en su vida?

Los padres que resuelven todo a sus hijos suelen creer que así los están cuidado o procurando más; sin embargo, esta atención excesiva depositada sobre ellos les puede acarrear problemas relacionado con el autoestima y la forma en la que se relacionan con el mundo.

“Un menor al que le hacemos todo crecerá pensando que no es capaz de hacer nada”, explica a El País la educadora en disciplina positiva y crianza respetuosa, Rosa Rasche.

A pesar de que ahora existe más información con respecto a la crianza de los pequeños, este mismo bombardeo es el que hace creer a los padres que “son mejores” el evitar que sus hijos experimenten con situaciones negativas; sin embargo, este efecto también resulta contraproducente a nivel personal.

La experta menciona que muchos padres prefieren hacer ellos mismos las cosas por sus hijos, en gran parte por la prisa con la que se vive en la actualidad y también por el temor a que sufran alguna clase de dolor o daño.

Para brindar mayor seguridad a tus hijos solo debes seguir este consejo

De acuerdo con los estudios, la sobreprotección hace que los hijos generen un apego inseguro en el que creen que no son capaces de realizar las tareas o retos de la vida como consecuencia de la situación creada en el núcleo familiar.

Es fundamental, de acuerdo con los psicólogos, no transmitir a los hijos los propios miedos y dejarlos que también tengan pequeños errores, siempre haciéndoles saber que como padres “estarán par ellos”.

La confianza y permitirle a los menores que practiquen será la única forma de hacer que los pequeños tengan mayor autonomía. Expertos en crianza positiva indican que es recomendable permitir a los hijos que sean ellos los que pidan ayuda, eliminar los servicios innecesarios e intervenir menos en su vida.

 

Con información de El País y Psicopedia

 

***

 

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas