Obligar a tu hijo a terminarse todo lo que hay en su plato les puede causar daño de por vida

Alejandra Chavarria

Como padres siempre se cometen errores y omisiones; quizá uno de los más comunes es cuando obligas a tu hijo a terminarse todo lo que hay en su plato; esto, de acuerdo con los expertos, les puede provocar un daño permanente.

Algunas mamás podrían creer que si su bebé no se acaba lo que le sirvió el pequeño podría quedarse con hambre y sentirse incómodo más tarde; algunos papás creen que al obligarlo a acabarse la comida lo están disciplinando.

Sin embargo, ninguna de estas dos actitudes es correcta e incluso es negativa para los niños; los hace propensos a padecer algo que se le conoce como “Síndrome del plato vacío” y puede provocar daño de por vida en aquellos que lo padecieron desde la infancia.

Si tu hijo no quiere acabarse la comida, tiene una explicación | Fuente: Freepik

En comparación con los adultos, los menores necesitan menores proporciones de comida para tener suficiente energía, por lo que es necesario tomar en cuenta este factor antes de alterarse por las actitudes negativas de los hijos ante la comida.

Si bien en una ocasión anterior te contamos cómo apoyar a tu hijo a comer bien, en esta ocasión hablaremos de los límites y de cómo puedes dejarle un trauma permanente si obligas a tu hijo a terminarse todo lo que hay en su plato.

Esto es lo que detallan los expertos al respecto del controversial tema, ¿deben acabarse la comida?

El Síndrome del Plato Vacío ocurre cuando los padres o cuidadores del menor le exigen al pequeño que acabe lo que hay en su planto; incluso a pesar de que ya no tiene hambre. La realidad es que este comportamiento puede orillarlo a tener una relación nociva con la comida.

Debes saber que los pequeños en crecimiento tienen un apetito al que los expertos describen como “errático, dinámico y variable”; la obesidad y los desordenes alimentarios son consecuencia directa de pedir a los menores acabarse la comida aunque ya no tengan hambre.

Enséñale a tu hijo a relacionarse de forma sana con la comida| Fuente: Freepik

Es fundamental como papás enseñar a los niños en crecimiento a relacionarse de forma saludable con la comida; puedes conseguirlo siguiendo estos consejos:

  • Cree en tu hijo, si dice que ya no tiene hambre, toma en cuenta su opinión.
  • No lo amenaces o amedrentes, es un pequeño que está aprendiendo a regular su hambre. Amenazarlo con que “ya no le vas a dar de comer más tarde” lo llevará a comer a escondidas
  • A partir de los 12 meses al hambre de los niños cambia, aprende a escuchar el cuerpo de tus hijos
  • Si notas que tiene poco apetito, sírvele una razón frugal; de lo contrario se sentirá muy presionado al ver una ración gigante

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas