No tengas miedo de sacar de tu vida a familiares tóxicos: ¿Cómo lograrlo?

Pamela Rodríguez Ordaz

Todas las familias son diferentes, aunque comparten algunas características, ninguna es igual a la otra porque todos sus miembros son distintos; es el grupo más cercano e importante que podemos tener en nuestra vida, pero si es algo que está afectando tu bienestar y tranquilidad, no tengas miedo de sacar de tu vida a familiares tóxicos, hoy te decimos cómo lograrlo.

La perfección es imposible, aunque no por eso nos vamos a ir a los extremos y aceptar la negatividad y la toxicidad en nuestra vida, no importa si eso significa alejarnos de esas personas tan importantes.

Una familia tóxica es aquella que adopta un patrón de conductas dañinas que nos afectan psicológica e incluso físicamente, no se respeta la individualidad de cada miembro y, en términos generales, provoca malestar, incomodidad e inestabilidad.

Prioriza tu bienestar y respeto | Fuente: Pexels

No tengas miedo de sacar de tu vida a familiares tóxicos: ¿Cómo lograrlo?

  • Es importante intentar arreglar los conflictos, tener una actitud conciliadora y buscar el mejor clima familiar, pero si ya lo intentaste todo, debes tomar medidas por tu bienestar y tranquilidad.
  • Expresa lo que sientes o piensas, no reprimas tus emociones, busca a alguien de confianza que te escuche y entienda.
  • Cambia de entorno, relaciónate con personas que le traen sentimientos positivos a tu vida y que te den el afecto y el respeto que mereces.
  • No pierdas el respeto, evita los conflictos y las conductas impulsivas, trata de no herir a nadie cuando te expreses, no te conviertas en el miembro tóxico de la familia ni seas parte del círculo vicioso de faltas de respeto, rompe con esa cadena de negatividad y afronta los problemas de forma sana.
  • Pon distancia, y no solo entre tus pensamientos y creencias de las de los demás, también el espacio físico te ayudará a recuperar las riendas de tu vida y saber quién eres realmente.
  • Deja de responder a los conflictos, provocaciones, pleitos y manipulaciones.
  • Pon límites, no dependas de la aprobación familiar para tomar decisiones importantes para ti y tu vida, y no dejes que te afecte la critica si estás haciendo algo positivo que no daña a nadie.
  • No pierdas tu tiempo, energía y hasta dignidad en intentar cambiar a alguien que no quiere cambiar, puedes, de forma respetuosa, hacerle notar que su comportamiento no es el correcto, pero si esa persona se cierra al campo y a mejorar, sigue tu camino y prioriza tu bienestar.
  • Busca ayuda, alejarse de personas que amamos puede resultarnos difícil y doloroso, también puede ser complicado expresar lo que sentimos o encontrarnos a nosotros mismos en un ambiente de control o de completo desinterés, hablar con un profesional puede ser la mejor alternativa.

Cómo identificar a una familia tóxica

  • No hay comunicación
  • No hay comprensión ni flexibilidad de alguna o ninguna de las partes
  • Un nivel muy alto de exigencia y expectativas
  • Abuso de drogas o alcohol
  • Exceso de control, ya sea por exigencia o chantajes
  • Violencia física, verbal o psicológica
  • Conflicto frecuente e intenso
  • Poca responsabilidad de los padres
  • Desaprobación a todas las opiniones, acciones o aspiraciones

Tipos de familias, según expertos

Donald Meltzer, psicoanalista estadounidense, ha cosificado a dividido cuatro tipologías de grupo familiar, y, aunque es muy complicado definir a una familia como “tóxica”, existen rasgos y teorías que podrían indicarlo.

Familia integrada

Existe un equilibrio entre individuo y grupo. Los roles son flexibles y se fomenta la capacidad reflexiva. Cada miembro puede pensar de forma diferente y no es un factor por el que dejan de ser de la familia. Se aceptan las diferencias y la crítica. Podría considerarse como el grupo familiar más sano.

Familia Uniformada

En este núcleo se nota una tendencia a la sumisión, no hay tolerancia a las diferencias y sus interacciones dentro del grupo son rígidas. Abunda la autoridad y la exigencia, se caracteriza por el control y la poca reflexión.

Familia Aislada

La importancia recae en el individuo. Predomina la individualidad y existe un deterioro de la identidad grupal. Las interacciones dentro de la familia son superficiales y mínimas.

Familia Aglutinada

Exagerada tendencia a ir todos juntos, unidos y falta de identidad propia. El individuo tiene poca importancia. Incluso puede parecer que uno no puede salir de esta estructura familiar. Mente cerrada y basada en la desconfianza: “Nosotros somos los buenos, los otros los malos”.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz