No es malcriado: Signos de que tu hijo está en la crisis de los 7 años y cómo sobrellevarla

Alejandra Chavarria

Si tienes un hijo que está por llegar a los 6 o 7 años de edad, es probable que empieces a notar algunos cambios en su actitud y que estos vengan acompañados de berrinches, discusiones y enojos. Por ello, te damos algunos signos de que tu hijo está en la crisis de los 7 años.

Esto es completamente normal pues es una etapa de desarrollo en la que los niños experimentan una crisis de madurez que llega de manera inesperada. Trata de no culparlo o hacerlo sentir mal por estos cambios, mejor busca la manera de acompañarlo en este proceso.

De acuerdo con el pediatra y neonatólogo Javier Sánchez Nava, presidente del Colegio de Pediatra de la Ciudad de México, esto es lo que puedes hacer para ayudarle a tu hijo a superar esta etapa de rebeldía de la mejor manera. 

¿Cuáles son los signos de que tu hijo está en la crisis de los 7 años?

1.- Evita concentrarte en las cosas malas para no regañarlo todo el tiempo.
2.- Enfócate en sus cualidades y construye un nuevo discurso en torno a ellas. Si es muy bueno en una actividad, hazle ver que puede poner el mismo esmero en otras.
3 .- Enfócate en su actitud y no en su esencia. Señala cuando su actitud está siendo grosera pero siempre con amor, un berrinche no define por completo su personalidad.
4.- Pide ayuda para cuidar a tu hijo cuando necesites un tiempo a solas contigo o con tu pareja. Es totalmente válido.
5.- Evita a toda costa descargar tu frustración, enojo o tristeza con golpes, palabras hirientes o cualquier otro castigo físico.

Dale la libertad de elegir su ropa, la película que quiere ver, el tema de su pastel de cumpleaños, pues de esta manera será más fácil no perder la confianza que los niños tienen en sus padres. Recuerda que tu hijo está intentando probar límites.

Es muy importante que le des su espacio, eso no significa que te alejes por completo, mantén una supervisión cercana y cordial en momentos clave como cuando realice algún deporte o ejercicio, pues puede tener un accidente; durante los paseos, especialmente si se echa a correr, o cuando utilice tijeras o cualquier objeto con el que pueda cortarse, entre otros.

En caso de que tu hijo empiece a retarte, a tener situaciones en el colegio o simplemente nada de lo anterior funcione, puedes recurrir a un psicólogo ya que “esta edad es clave para el futuro, pues lo que aprenda (o no) en estos años lo impactará en la toma de decisiones”, concluyó el especialista.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas