NO debes visitar a un bebé cuando acaba de nacer y estos son los motivos

Leilani Díaz

Es normal, siempre que alguien querido acaba de recibir a un hijo, queremos correr para conocerlo lo más pronto posible. Sin embargo, por mucho que el cariño y la atención sean lo que te mueve a hacerlo, existe importantes motivos por los que NO debes visitar a un bebé cuando acaba de nacer.

Necesitan estar tranquilos

Cuando un bebé se encuentra dentro del útero, la manera en la que percibe los sonidos del exterior es muy distinta a cómo se escuchan una vez que ya ha nacido. Y si bien, poco a poco se irá acostumbrando a los ruidos, cuando un pequeño acaba de nacer es importante para él estar tranquilo.

Es por eso que a veces, las decenas de visitas que recibe el bebé en el hospital pueden llegar a incomodarlo e irritarlo y posteriormente provocar calambres, insomnio y llanto.

Así que para los padres de familia recién iniciados y para los familiares, es importante que sepan que antes de visitarlo, hay que dejar que se acostumbre a la vida fuera del vientre de su madre.

La mamá está cansada

Las mujeres que acaban de dar a luz o tener una cesárea, están cansadas, adoloridas e incómodas, por lo que de verdad necesitan un poco de tranquilidad y descanso después de las complicadas horas que tuvieron.

Es por eso que cuando a ella y su bebé los dan de alta del hospital y llegan a su casa, necesitan su tiempo a solas; sobre todo si tomamos en cuenta que además de los profundos dolores que implica un parto, ahora la mamá tendrá que arrullar, amamantar, limpiar y cuidar del bebé.

Todo esto es un trabajo arduo que pocas ganas deja para recibir visitas, atenderles y demás, así que siempre será mejor preguntar qué día es mejor para poder ir a ver a la nueva familia.

 

NUNCA visites a un bebé cuando acaba de nacer si estás enfermo

De entre todas las reglas, esta es la más importante. Si tienes síntomas de cualquier enfermedad, evita visitar a un bebé que acaba de nacer porque podrías ocasionarle serios problemas.

Recuerda que los bebés se encuentran protegidos cuando están en el vientre de su mamá, por lo que al momento de nacer, no cuentan con todos los anticuerpos para combatir a las enfermedades del mundo exterior, de manera que lo que para ti parece una simple gripa, para ese pequeñito podría significar una guerra a muerte.

Evita cualquier situación adversa y no asistas a la casa de un recién nacido si te sientes mal.

 

Te recomendamos:

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas