“Nacimiento libre”, la moda millennial de dar a luz en la playa que podría ser mortal

Belem Capetillo
riesgos nacimiento libre

Parteras tradicionales o parto medicalizado, solía ser un dilema muy complejo. Pero hay una tercera opción que recientemente se volvió popular cuando se trata de darle la bienvenida a un hijo y que se robó toda la atención por sus riesgos e implicaciones: el “nacimiento libre”.

Hay quienes dicen que el parto tiene una dimensión espiritual y la forma en la que un bebé llega al mundo influye de manera significativa en su vida. Se busca honrar y reconocer el significado del nacimiento y por eso es que se elige un parto humanizado.

Son muchas las mujeres que evitan a toda costa dar a luz en hospitales debido a la violencia obstétrica por cirugías y otros comportamientos no justificados. Sin embargo, irse al extremo opuesto y recibir a los bebés en contacto directo con la madre naturaleza tampoco es del todo buena idea.

freebirth riesgos y complicaciones

Pone en riesgo la vida de ambos | Foto: Pinterest wattpad.com y soumae.org

Cuáles son los riesgos del “nacimiento libre”

Hay que decir que ni todo los nacimientos en clínicas implican una forma de violencia ni todos los partos tradicionales tienen un final feliz. Siempre hay riesgos, pero la tendencia de los partos en la playa supera a todas las demás opciones.

Luego de que viralizaran las imágenes de una mujer semiarrodillada teniendo un parto sin asistencia médica en plena playa nicaragüense, el mundo entero habla de la moda freebith o nacimiento “libre”.

parto en playa riesgos

Puede aparecer una infección o neumonía | Foto: Pexels

“Eligió un entorno mágico”, escribió la usuaria de TikTok que comparte el video y, aunque no podemos negarlo, los especialistas médicos ya se pronuncia al respecto y aseguran que tanto la madre como el bebé pudieron sufrir infecciones, hipotermias, neumonías y otros problemas que comprometen la vida de ambos.

Josy Peukert, una joven alemana que se mudó recientemente a Nicaragua, es la protagonista de tremenda hazaña, quería demostrar lo que el cuerpo de una mujer es capaz de hacer por sí solo.

Ella y su pareja, Benni Cornelius, monitorearon la marea para saber si era “seguro” recibir así a su bebé en la posible fecha de alumbramiento. Llegado el momento, Cornelius la llevó a la playa con toallas, gasas y un recipiente con un “tamiz para atrapar la placenta”.

Por supuesto que esta modalidad es más peligrosa que la del parto en casa. El bebé de Peukert nació, según se ve en el video, flácido y con una respiración anormal; por mucho que sus padres se hayan preparado, no atendieron esta condición y eso podría implicar enfermedades severas más adelante. 

Aunque seguro es bellísimo, los médicos no recomiendan el “nacimiento libre” para darle la bienvenida a tus hijos.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas