Método Doman: Así puedes enseñar a leer a tu bebé antes de los 3 años

Loretta Chantiri

Aprender a leer es quizá el punto más importante del aprendizaje pues es a partir de ahí que se inicia la vida como “estudiante”, es por eso que es de las primeras cosas que aprendemos al entrar a la escuela, sin embargo, gracias al método Doman, es posible que un bebé aprenda el hábito de la lectura incluso antes de ingresar al kinder.

Y claro, aprender a leer es un proceso que requiere de mucha paciencia y dedicación por por parte de los padres y maestros, así como por parte de los pequeños. Según la Academia Americana de Pediatría, la edad aproximada para iniciar esta nueva etapa es a partir de los 5 años.

No obstante, existen técnicas de enseñanza como el método Doman que pueden ayudarte a preparar a tu pequeño desde recién nacido. A través de ellas, tu bebé podrá empezar a reconocer palabras escritas y su significado.

Con este método desarrollarás las habilidades intelectuales de tu hijo y despertarás su amor por la lectura desde una edad temprana.

¿Qué es el método Doman?

Es una técnica de aprendizaje que fue creada a finales de 1950 por Gleen J. Doman, médico fisioterapeuta y fundador del Instituto para el Desarrollo del Potencial Humano.

Su metodología se basa en aprovechar al máximo las posibilidades intelectuales de los niños, particularmente a una edad temprana, siendo su objetivo principal estimular la actividad cerebral a través de dinámicas fáciles y divertidas para que el infante pueda crear conexiones neuronales y aprenda a leer más fácilmente.

“El cerebro se desarrolla con el uso, no con el paso del tiempo, si desde el nacimiento realizamos una estimulación sistemática, los niños alcanzarán una inteligencia que fomentará el éxito en sus actividades”, explicaba Doman.

De acuerdo con el especialista, los niños pueden leer palabras con tan solo un año de edad, frases a los dos años, y libros cortos cuando tienen tres.

Además, afirma que la estimulación temprana de este conocimiento fomenta el gusto por la lectura, favorece el desarrollo de las habilidades intelectuales del niño, y lo ayuda a descubrir el mundo a través de las letras.

¿Cómo aplico el método Doman con mi bebé?

Esta técnica puede adaptarse a las características y necesidades de cada pequeño, de manera que resulte fácil, eficaz y sobre todo, divertida. Una de las reglas principales es que debe ser una actividad entretenida y amorosa, de otra forma será percibida como una obligación o un castigo.

El punto principal reside en que debe realizarse en sesiones breves y concisas, de modo que el pequeño no se canse ni aburra sino que se quede con ganas de aprender más.

De acuerdo con especialista, el método Doman puede dividirse en las siguientes cuatro fases:

1. Palabras

En el día uno debes mostrarle cinco tarjetas con una palabra escrita en cada una mientras las pronuncias en voz alta y fluida; no es necesario hablar lento o pausado. En el segundo, tendrás que añadir otras cinco que pertenezcan a una categoría distinta.

Añade cinco tarjetas por cada día que pase hasta llegar al quinto día. Para el sexto, deberás retirar una categoría y tendrás que agregar nuevo vocabulario a las que ya tienes.

Es importante que nunca sobrepases las 25 tarjetas y que te asegures de separar las sesiones entre 15 y 20 minutos, de otra forma tu bebé se aburrirá y perderá el interés.

2. Parejas de palabras

En esta fase podrás introducir verbos que sean cortos y que describan actividades cotidianas. Por ejemplo: mamá está cocinando o el perro está comiendo. Los libros con muchas ilustraciones y pocas palabras resultan perfectos para acompañar esta etapa.

3. Frases

Disminuye el tamaño de las letras y aumenta la cantidad de palabras. Una forma de facilitar este proceso y seguir avanzando en el aprendizaje, es eligiendo libros que tengan un poco más de oraciones.

4. Cuentos

Los cuentos son de suma importancia en este proceso, pero es necesario que escojas un cuento que sea fácil de entender, que contenga entre 50 y 100 palabras y que tenga muchas ilustraciones. Toma en cuenta que es muy importante también que incluya vocabulario nuevo para tu pequeño.

(Foto: Freepik)

Por último, debemos mencionar que para que tu bebé reciba todos los beneficios de método Doman y aprenda a leer a temprana edad, es importante que las palabras sean dichas en voz alta, clara y de manera fluida sin necesidad de hablar lento. De igual forma, debes ser constante y realizar este ejercicio tres veces al día.

Notarás como al poco tiempo y con ayuda de este método tu pequeño empezará a familiarizarse con las palabras y su sonido. Más adelante descubrirá cómo crear oraciones lógicas y finalmente, será capaz de interpretar por cuenta propia el código del lenguaje escrito.

¿Te gustaría aplicar el método Doman con tu peque o recomendarlo a alguien con un bebé?

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas