¿Los niños pueden tomar café? Esto dice la ciencia

Belem Capetillo

Estás disfrutando de un café con tus amigas y, cuando tus hijos se acercan, les das una probadita de esta bebida, otra y otra más, ¡total!, ¿qué podría salir mal? Hablemos sobre cuándo y de qué manera los niños pueden tomar café.

No podemos negar que esta bebida que se obtiene a partir de los granos tostados y molidos de la planta del café es deliciosa, sin embargo, también tiene una mala reputación relacionada con sus efectos secundarios. Hay quienes sufren de insomnio, dolores de cabeza y hasta ansiedad luego de consumirla.

El café en exceso puede causar estragos en la salud de los adultos y, según la ciencia, pasa lo mismo con los niños. Si los pequeños ingieren cafeína con regularidad, podrían llegar a tener un crecimiento debilitado, además de sentirse hiperactivos.

Luego de los 7 u 8 años, los niños pueden tomar café en cantidades bajas | Foto: Unsplash

Ahora bien, las molestias en el estómago, el insomnio, el ritmo cardíaco acelerado y el incremento de la tensión arterial son también algunas de las consecuencias de la ingesta de cafeína que, por supuesto, puede provenir tanto del café como de otras bebidas: bebidas energetizantes y refrescos, por mencionar algunas.

Y aunque el café puede dañar a niños de todas las edades, esta situación se agrava cuando tienen entre 3 y 8 años, pues esta bebida puede impedir que su cuerpo absorba el calcio que necesitan para tener dientes sanos. Además, se cree que la cafeína puede ocasionar caries en los pequeños.

Por si fuera poco, la deshidratación y las molestias en los músculos son también signos de que un niño ingiere café con demasiada frecuencia. Así que la recomendación es clara: hay que evitar que los niños en edades tempranas consuman esta bebida.

Descubramos los pros y contras de que los niños tomen café | Foto: Pexels

El café no (siempre) es tan malo como parece

Así es, también hay investigaciones que respaldan las bondades de esta bebida y detallan cómo es que puede beneficiar la salud de los pequeños. Por contradictorio que parezca, hay quienes lo recomiendan.

El Dr. Tomas De Paullis, de la Universidad de Harvard en Estados Unidos, asegura que el consumo de café puede mejorar la concentración y el rendimiento de los pequeños. Por supuesto, se refiere a la ingesta de café en dosis bajas.

Ahora bien, uno de los grandes problemas que los expertos ven en torno al consumo infantil de esta bebida es que suele ingerirse junto con cantidades significativas de azúcar. Entonces, aumenta el riesgo tanto de obesidad como de diabetes tipo 2.

Debe controlarse el consumo de cafeína hasta los 18 años | Foto: Pixabay

¿Cuándo y cómo pueden consumir café los niños?

La Academia Estadounidense de Pediatría, sugiere que los niños de entre 12 a 18 años no consuman más de 100 mg de cafeína al día, la cantidad presente en 1 taza de café preparado. Además, debe tomarse sin añadir azúcar o algún otro tipo de endulzante. Luego de los 7 u 8 años, tus hijos podrían experimentar con esta sustancia, antes es mejor que no lo hagan.

Así que revisa todo tipo de bebidas y alimentos, pues la cafeína, la base del café, se esconde también en los frapuccinos de las cafeterías, en tés e, incluso, en algunos medicamentos. Quizá están consumiendo esta sustancia sin que lo hayas notado.

Y tú, ¿les das café a tus hijos? No pierdas de vista el daño que puede traer a su salud cuando su consumo es frecuente.

Con información de Vix y Ser Padres.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas