Los hermanos mayores no deben ser “papás” de los hermanitos menores, expertos señalan

Alejandra Chavarria

Vivimos en un mundo donde todo es rápido, y muchas veces se busca facilitar el día a día, aunque muchas veces las alternativas no son las más recomendables, menos cuando se trata de la crianza y cuidado de los hijos. Por eso, ahora te explicamos según los expertos por qué los hermanos mayores no deben ser “papás” de los hermanitos menores.

Muchas veces por comodidad, se busca ayuda para poder tener un control dentro de la familia, más cuando se tiene hijos de diversas edades y por alguna razón, no puedes estar con ellos todo el tiempo.

Y ahora es mucho más común dejar que los hermanos mayores cuidan de los más pequeños en ausencia de los padres, si bien, se puede tratar de una acción para hacer que su relación sea mejor, lo cierto es que no se puede tratar de asumir que los hermanos mayores se harán más independientes y con ello podrán tener más responsabilidades.

¿Por qué los hermanos mayores no deben ser papás de sus hermanitos?

Esto incluso podría hacer que tanto los hermanos mayores como los menores sufran en el proceso, pero es necesario que sepas que aunque uno de tus hijos presenta una madurez un poco mayor, no significa que pueda hacerse cargo de otros.

A este fenómeno hecho por los padres a sus hijos mayores se le puede denominar como “parentalizar a los hijos” y esto es que se espera que los hijos se comporten como una madre o un padre. Y como podrás darte cuenta, es necesario saber que los hijos no deben ocuparse de roles que no le corresponden, si bien pueden comportarse y resolver problemas, no significa que puedan hacerse cargo de otros, ellos aún necesitan de cuidados también.

Por esto mismo, es importante que se respeten las infancias y erradicar por completo el querer repartir responsabilidades que le corresponden a los adultos a menores a los que sólo les debe importar crecer bien.

Así que si en algún momento has hecho esto o por alguna razón crees que será bueno, debes pensarlo dos veces, ya que, intentar que los niños hagan esto también es una forma de violentarlos.

Ante esto, lo más importante es reconocer que se deben respetar las infancias y no delegar las responsabilidades que no les corresponden y a su vez, que como adultos también sean consciente de que no pueden dejar su papel, siempre deben ser adultos y comportarse como tal.

El hecho de tener hijos implica una responsabilidad y el acto de criar siempre deberá ser enfocado al bien de estos.

 

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas