La maternidad de Yuya y lo que nadie te dice sobre amamantar a tu bebé

Belem Capetillo

La maternidad supone un gran cambio en la vida de la mujer y, cuando es elegida, una alegría sinigual, pero también tiene ciertas partes menos idílicas. Los detalles que Yuya revela sobre su maternidad abren la conversación acerca de lo que nadie te dice sobre amamantar y tener hijos.

Aunque hoy se sigue romantizando la maternidad, ser madre no es como lo pintan. Esconde un trasfondo de cambios abruptos, dolor y emociones encontradas. Y este es un espacio seguro para hablarlo.

La influencer Mariand Castrejón, Yuya, cuenta a través de sus redes sociales cuándo se ha disfrutado como mamá primeriza, pero también revela las complicaciones por las que ha tenido que atravesar con la lactancia.

La influencer nos recuerda que la maternidad no es fácil | Foto: Instagram universoyuyita

Lo que nadie te dice sobre amamantar a tu bebé

Yuya, quien se convirtió en mamá a los 28 años, reveló la tarde de ayer a través de sus stories en Instagram que tiene una lesión en un pezón debido a la lactancia. No solo es completamente natural, sino que es muy común. Es una etapa bellísima, pero también complejo.

Esto es lo que nadie te dice sobre amamantar a tu bebé:

  • Es duro. La leche materna inmuniza a los bebés y estrecha vínculos, sin embargo, conseguir un agarre correcto, la mastitis, las grietas del pezón o la ingurgitación pueden surgir.

Claro que es un proceso precioso, pero también doloroso | Foto: Instagram yuyacst

  • Es un proceso solitario. Aunque hay quienes asumen una paternidad responsable y tu pareja puede estimular e incentivar el proceso, ser paciente y comprensible, a veces, tenderás a aislarte del resto del mundo.
  • A veces no podrás amamantar, aunque quieras. En caso de enfermedades graves, un prolactiloma o galactosemia del recién nacido no es recomendable amamantar al bebé. Cuando se presentan síntomas de ansiedad tampoco.

No eres mala madre por no poder hacerlo | Foto: Instagram alma.extractordelechematerna

  • El destete no es fácil. Es un reto para el bebé, pero también para la mamá que puede presentar mastitis o sentirse desconectada de su hijo. En este momento, tus redes de apoyo lo serán todo.

“Es una herida abierta”, dice Yuya cuando habla sobre su herida, sin embargo, también afirma “yo quiero seguirle dando de comer a Mar (su hijo)” y, aunque admiramos su paciencia, también abrazamos a quienes han decidido hacerlo, sin importar la razón.

No eres una mala madre por no amamantar a tus hijos, por quejarte del dolor ni por desear que el proceso acabe pronto.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas