La caja de la rabia, la técnica perfecta para controlar los berrinches de tu hijo

Bárbara Olguín

Algo que nos caracteriza como seres humanos es la complejidad de nuestras emociones. Aún siendo adultos, nos cuesta identificarlas y manejarlas. Para nuestros hijos es más difícil, pues apenas están adaptándose a ellas.

Cuando nuestros hijos tienen berrinches, muchas veces no sabemos cómo reaccionar. Por un lado, no queremos se juzgados como “malos padres”, frenar todo comportamiento “no apropiado” y, por otro, queremos apoyar y ser comprensivos con ellos.

A veces esto no sale muy bien y al llamarles la atención los podemos hacer sentir mal o hasta minimizar sus emociones. En otros casos, llegamos a ignorar sus berrinchesalgo que tampoco es una alternativa saludable, por ello, te presentamos la caja de la rabia, la técnica perfecta para controlar los berrinches de tu hijo.

Los pequeños hacen berrinches porque aún están aprendiendo a manejar sus emociones | Fuente: Unsplash

¿Qué es la caja de la rabia?

De acuerdo con la psicología, las llamadas “emociones negativas”, como el enojo y la tristeza, son parte de nuestra existencia y no debemos sentirnos mal por sentirlas, sino evitar que nos controlen. A los niños se les dificulta poder canalizar su enojo y su frustración. Aquí te damos unos consejos para ayudarle a tu pequeño.

El enojo con frecuencia se manifiesta como agresividad y, en casos de berrinches es fácil que ambas partes pierdan la cabeza. La psicóloga española Marina Martín diseñó la caja de la rabia, basada en el cuento infantil Vaya rabieta de la escritora francesa Mireille d’Allancé.

La técnica fue inspirada por el libro “Vaya rabieta” de Mireille d’ Allancé.| Fuente: YouTube A Jugar

Este cuento trata de un niño que hace un gran berrinche del que surge un gran monstruo. El niño se da cuenta y decide arreglar lo que hizo, cuando el monstruo se hace pequeño, logra encerrarlo en una caja.

La técnica consiste en lo siguiente: hacer a los niños conscientes de sus emociones y que aprendan a manejarlas a través de un dibujo. Cuando tu niño tenga un berrinche, evita ridiculizarlo, acércate y pide que dibuje lo que quiera, de preferencia que le ponga pies y manos.

Dibujar es terapéutico para calmar berrinches | Fuente: Unsplash

Cuando termine de dibujar, el niño deberá arrugar el papel con el monstruo adentro y colocarlo en una caja con tapa, para que no tenga modo de escapar. Así, el niño se vuelve consciente de sus emociones y las canaliza de una forma sencilla y divertida.

Como ves, es una técnica muy diferente para poder tratar con los berrinches de nuestros hijos. Lo importante es enseñarles a reconocer, sentir y canalizar sus emociones. Y todo esto es un proceso que requiere de mucha paciencia. Quizá te interese saber por qué tus pequeños sólo se portan mal cuando están contigo.

¿Qué piensas de la técnica de la caja de la rabia? ¿Piensas implementarla con tus hijos pequeños?

***

No te pierdas todo el contenido de Viviendo En Casa en YouTube.

Escrito por
Bárbara Olguín

Relacionadas