Padres e hijos

Invalidar sus emociones y otros errores que cometes cuando tu hijo está triste

Tener hijos implica que como padres, se debe estar preparado para afrontar cualquier tipo de...

Alejandra Chavarria

Tener hijos implica que como padres, se debe estar preparado para afrontar cualquier tipo de situación, y una de las más comunes, pero además complejas, es cuando se trata de las emociones, principalmente las de tristeza. Por ellos, ahora te compartimos algunas fallas en la crianza como invalidar sus emociones y otros errores que cometes cuando tu hijo está triste.

Cuando se trata de la tristeza, la primera acción de algún padre es tratar de combatir estas emociones de los hijos, diciéndoles que se pongan de mejor ánimo o que no estén triste, y si bien es para una causa buena, debes saber que hacer esto tiene el efecto contrario.

El hacer que tratan de superar las emociones negativas que están sintiendo casi de inmediato, tiene como efecto que los niños sientan que sus emociones no son válidas sus emociones, y además invades su espacio al tratar de hacer que te cuenten de inmediato la razón de tal emoción.

Así que, es mejor que tomes en cuenta lo anterior, para evitar hacer que los niños se sientan invalidados; y lo que puedes hacer para sustituir tales acciones.

¿Cuáles son los errores que cometes cuando tu hijo está triste?

  1. Dales tiempo a tus hijos para asimilar lo que están sintiendo, para que después puedan contarte lo que les sucede, así no se sentirán agobiados
  2. También es importante que puedas contarles cómo te sientes tú
  3. El que se puedan compartir las emociones ayudará a que pronto puedan gestionar ellos mismos sus emociones
  4.  Dedicarles tiempo de calidad haciendo actividades hará que puedan sentirse libres de tensión y así los niños podrán estar más felices
  5.  Procura siempre estar comunicándote con tu hijo, así se sentirá más cerca de su núcleo familiar, así será más fácil que exprese sus emociones, porque de lo contrario no mostrará lo que en realidad está sintiendo
  6.  Siempre brinda acompañamiento a tus hijos no importa qué emociones estén sintiendo, así que hazles saber que están para cuando necesiten.

Si bien, siempre va a ser motivo de preocupación lo que le suceda a los hijos, se tiene que aprender que la tristeza es una emoción válida y momentánea, y lo mejor será prestar atención a los detonantes de la tristeza y acompañar a los hijos hasta que se sientan listos para hablar.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.