Hígado graso en niños: Síntomas que los más pequeños pueden presentar

Loretta Chantiri

Cuando escuchamos del hígado graso, pensamos en una enfermedad características de los adultos y especialmente de aquellos con una serie de “malos hábitos” no obstante, esta enfermedad también se puede desarrollan en niños quienes de padecer de esta afección, presentarían los síntomas que te compartiremos a continuación.

Problemas del hígado los relacionamos al alcoholismo, pero el consumo de este tipo de bebidas no son los únicos detonantes de enfermedades relacionadas a este órgano. De hecho, una de las más comunes hoy en día es el hígado graso no alcohólico el cual se da por un exceso de grasa almacenada en las células hepáticas.

Especialistas explican que no se sabe con exactitud por qué se acumula grasa en el hígado ni por qué algunos presentan inflamación, sin embargo, ambos problemas se han relacionado a factores como el sobrepeso, resistencia a la insulina, hiperglucemia (por prediabetes o diabetes) y niveles altos de grasas en sangre, sobre todo triglicéridos.

Entonces, ¿a los niños les puede dar hígado graso? Lamentablemente sí, los dos tipos de hígado graso (el hígado graso simple y la esteatohepatitis no alcohólica) se pueden desarrollar en los pequeños quienes, en caso de padecerlo, estarían relacionados a ciertos problemas médicos, incluida la obesidad, siendo más común en niños mayores.

Se trata de una enfermedad que va en aumento, lo cual los expertos asocian al crecimiento de los casos de obesidad infantil.

Y al tratarse una enfermedad delicada, si esta no es controlada o atendida a tiempo, podría desarrollar severos problemas a futuro como lo es la diabetes, cirrosis e incluso cáncer de hígado.

Síntomas del hígado graso en niños

  • Cansancio constante
  • Agotarse fácilmente
  • Molestias en la zona del hígado
  • Manchas negras en el cuello
  • Agrandamiento del hígado el cual es bastante raro

Hay que destacar que estos síntomas pueden presentarse o no, pues en general, la enfermedad de hígado graso no alcohólico se considera silenciosa. 

Por eso es importante consultar a pediatra de manera frecuente para que garantice la salud del pequeño en todos los aspectos, en especial si sufren de obesidad o alguno de los problemas mencionados, o si existe un historial familiar de este padecimiento.

*En Viviendo en Casa proporcionamos información de salud con fines de divulgación que de ninguna manera sustituye valoraciones médicas o consultas de cualquier profesional de la salud.*

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas