Estudio revela que entre más abraces a tu bebé, más inteligente será

Loretta Chantiri

El amor de una madre o padre por su bebé no tiene comparación, no obstante, muchos de ellos no abrazan mucho a su pequeño o pequeña por miedo a crear algún tipo de dependencia a este tipo estímulos, pero lo que la mayoría no sabe, es que este tipo de afecto físico esta relacionado a un mayor crecimiento del cerebro y más inteligencia, según un estudio.

El Nationwide Children’s Hospital de Ohio, fue e responsable de estudiar a 125 bebés prematuros y nacidos a término analizando qué tan bien reaccionaban los niños al contacto físico.

De primera instancia, los resultados demostraron que los bebés prematuros respondieron menos al afecto que los bebés que no habían nacido prematuros pero también, se observó que los bebés que recibieron más cariño mostraron una respuesta cerebral más fuerte que el resto.

En el estudio, la doctora Nathalie Maitre quien formó parte del grupo de investigadores, indica que esta última revelación apunta a que algo tan simple como el contacto corporal o mecer al bebé en brazos, hará una gran diferencia en la forma en que se desarrolla su cerebro.

Por otra parte, durante su entrevista con la revista Science Daily, la doctora Maitre afirmó que el contacto entre madre y bebé después del parto es esencial, así como en los días siguientes al nacimiento.

De la misma forma la experta comenta que asegurarse de que los bebés prematuros reciban afecto con contacto físico es fundamental para que sus cerebros respondan a las caricias de manera semejante a la de los bebés que nacieron según lo estipulado.

A manera de conclusión, es claro que todos los seres humanos requerimos de cariño y contacto físico para nuestro desarrollo a lo largo de nuestra existencia, pero de manera muy específica, es en nuestra etapa inicial de vida, que el afecto juega un papel sumamente importante para el desarrollo del cerebro.

Así que si eres mamá o papá y tienes un bebé en casa, no dudes en abrazarlo de manera cuidadosa y cariñosa todo lo que puedas.

¿Sueles o solías abrazar a tu bebé de manera frecuente?

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas