Esto es lo que pasa con tu bebé cuando lloras en el embarazo

Belem Capetillo

Llorar es normal y hacerlo en el embarazo todavía más, tu organismo está liberando un coctel de hormonas que puede causar un sube y baja emocional. Pero cuando el llanto es muy frecuente puede ser síntoma de un trastorno mental que te afecta a ti y a tus hijos.

Si el llanto durante el embarazo es incontrolable y se acompaña de signos como fatiga, cambios en el patrón del sueño, pérdida de interés, sentimiento de vacío o ansiedad, entonces hablamos de un llanto patológico, un fenómeno que, además, tiene consecuencias negativas para el pequeño que está por nacer.

Un estudio de la Universidad de California en Irvine, asegura que cuando la madre está desanimada o vive una experiencia traumática, se modifica la química de su cerebro e impacta al bebé a través del torrente sanguíneo.

Esto es lo que el bebé siente cuando su mamá llora | Foto: Unsplash

La ciencia ha demostrado que, durante el embarazo, tu pequeño siente lo mismo que tú. Así que, si la estás pasando mal, él lo está viviendo en carne propia. Además, alrededor de la semana 18 de embarazo, tu bebé puede escuchar los sonidos de tu cuerpo.

El bebé aprende en tu vientre, se alimenta de ti fisiológicamente, pero también emocionalmente. Las sensaciones que la madre experimenta viajan, sin filtro, hasta el organismo del pequeñito. Si lloras en el embarazo, tu bebé lo resiente.

Curt A. Sandman, una de las investigadores que participó en el estudio de la Universidad de Irvine, sugiere que una madre deprimida podría dar vida a un bebé con problemas neurológicos y hasta trastornos psiquiátricos.

Si llorar mucho durante tu embarazo, la salud de tu bebé se ve afectada | Foto: Pexels

¿Qué le pasa a tu bebé cuando lloras de tristeza?

  • Afecta el sistema neuroendocrino infantil. Pues, según conclusiones de la Universidad de Michigan, los hijos de madres con depresión nacen con niveles más altos de la hormona adrenocorticotropa, cuya función es estimular la producción de cortisol (la hormona del estrés).
  • Aumenta la probabilidad de padecer asma o alergias. Una madre que, con frecuencia llora de tristeza, segrega químicos que afectan el eje hipotalámico-hipofisario-adrenal del bebé, mismo que regula los procesos propios del sistema inmune, la defensa del cuerpo contra las infecciones.
  • Aumenta el riesgo de tener bajo peso al nacer. Tras analizar la salud mental de 720 mujeres que dieron a luz hijos con bajo peso, el Instituto Karolinska de Suecia y el Comité para el Avance Rural de Bangladesh, descubrió que 18% sufría síntomas depresivos y el 26% ansiedad.
  • Esquizofrenia. Si, frecuentemente, lloras en el embarazo, tu pequeño podría padecer esquizofrenia en el futuro. Esta es la conclusión a la que llegaron científicos de la Universidad de Manchester, en el Reino Unido. Los eventos estresantes terminan por dañar al menor aún antes de que tenga conciencia de ello.
  • Desarrollo físico y emocional deficiente. Curt A. Sandman, asegura que la tristeza crónica de la madre puede retrasar el desarrollo del bebé. Este fenómeno está relacionado tanto con la hiperactividad como con los problemas de autoestima y habilidades sociales que, años más tarde, se hacen evidentes en el pequeño.

Tu bebé vive todas tus emociones | Foto: Pexels

Así que, si es tu caso, busca ayuda de un psicólogo para identificar la causa de tu tristeza y gestionar mejor tus emociones, pues, además de vivir un embarazo placentero, podrás amamantar a tu bebé sin problema alguno si así lo decides.

¿Estás embarazada? ¿Cómo te sientes hoy? Cuida tu salud mental, hazlo por ti y por tus hijos.

Con información de Bebés y más, Etapa Infantil y Vanidades.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas