¿Dejar a tus hijos en la guardería o con alguien de tu confianza? Pros y contras

Belem Capetillo

Nadie nace sabiendo cómo ser padre, se aprende y se mejora con el paso de los años y uno que otro error. Claro que quieres lo mejor para tus hijos, pero cuando se trata de llevarlos a una guardería o que un familiar cuide de ellos, ambas opciones tienen grandes ventajas, entonces, ¿cómo tomar la mejor decisión?

Sabemos que no es sencillo, por eso, tenemos información suficiente para que, según las necesidades de tu pequeño, elijas lo que mejor les funciona (sí, a ti y a él). Toma en cuenta también tu estilo de vida y jornada de trabajo. No eres mala madre por tomarte un tiempo para ti y tus actividades.

La guardería es ese establecimiento educativo, privado o público, en donde cuidan y forman a tus pequeños entre los 0 y los 3 años de edad. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), otorga esta prestación a padres y madres que trabajan y, regularmente, no tienen dónde dejar a sus niños. Quizá, llevar a tus hijos a una guardería sea tu única opción.

La guardería tienen sus ventajas, pero también algunos inconvenientes | Foto: Pixabay

Pero también hay quienes prefieren que sus pequeños estén en un ambiente que ha sido creado especialmente para ellos y nada tiene que ver con que cuenten o no con el apoyo de familiares y amigos en la crianza de sus hijos. Un resumen con los beneficios e inconvenientes de ambas opciones puede aclarar tu panorama.

Pros y contras de llevar a tu hijo a una guardería

En una guardería, tu pequeño será guiado por personal altamente capacitado y los espacios en los que comparte con otros niños son seguros para su edad y cualidades. Todo esto puede impactar positivamente en su desarrollo psicológico y social.

Además, mientras juega y realiza actividades educativas, libera su energía, aprende hábitos de higiene, rutinas y, muy probablemente, dormirá plácidamente durante sus siestas y al llegar la noche.

Por otro lado, la guardería puede mejorar su capacidad de adaptación al cambio y, de forma particular, prepara al niño para el camino escolar que lo espera, lo cual, a su vez, suele impactar en su rendimiento académico.

Las guarderías aceleran el desarrollo intelectual de los pequeños | Foto: Pexels

Ahora bien, no todo es miel sobre hojuelas. Existe un mayor riesgo de que tus pequeños sufran determinadas enfermedades infecciosas al estar en contacto con otros niños. Además, en una guardería hay ciertos horarios y reglas que deben cumplirse. Salir tarde del trabajo podría complicar tu día si decidiste llevar a tus hijos a una guardería.

Pros y contras de que algún familiar o amigo cuide a tus hijos

Si tus papás, suegros, algún otro familiar, amigo o conocido de toda tu confianza puede cuidar de tu pequeño, sabes que estará emocionalmente contenido. Además, los especialistas en desarrollo infantil, afirman que un cuidador de guardería puede no satisfacer las necesidades afectivas del pequeño antes de los 3 años.

Por su parte, la Asociación Española de Pediatría, asegura que un niño que va a una escuela infantil antes de los 2 años, padecerá 10 procesos febriles al año. Algo que para muchos es motivo de alarma y, para otros, solo una de la formas en las que los niños producen defensas.

En este caso y, sobre todo cuando los cuidadores del pequeño forman parte de tu familia, seguirán un método de crianza muy parecido al tuyo, pues comparten valores y metas. También podrían ser más comprensivos contigo respecto a tus horarios y necesidades.

El cuidado de tus hijos puede ser un trabajo duro para sus abuelos | Foto: Pexels

Sin embargo, debes tomar en cuenta que, si uno de los cuidadores se enferma, necesitarás una opción B igual de confiable. Así mismo, puede no haber horarios fijos o rutinas que cumplir y, por lo tanto, un desajuste en los hábitos de tu bebé.

Además, podrías confiarles obligaciones que no les corresponden. Por ejemplo, se ha comprobado que las abuelas no deben criar a sus nietos por su bien y por el de tus pequeños. Pueden sobreprotegerlos o no contar con las habilidades necesarias para mantenerlos a salvo.

Interesante, ¿verdad? Ahora podrás tomar una decisión informada sobre quién y dónde cuidarán a tus hijos.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas