¿Educas a tus hijos con amor sano o amor tóxico? Aprende a distinguirlo

Alejandra Chavarria

Siempre vas a querer hacer lo mejor para tus pequeños, sin embargo, también es posible que estés cometiendo algunos errores en el momento de la crianza. Por ello, en esta ocasión te diremos si educas a tus hijos con amor sano o amor tóxico, pues este último se manifiesta de una forma sumamente negativa.

Así como existen las relaciones amorosas tóxicas, también existen las maternidades y paternidades tóxicas que están caracterizadas por tener destellos de este tipo de amor en la crianza de los hijos, por lo que es fundamental detectarlas a tiempo para evitar inseguridades o futuros traumas en los hijos.

Para comprender si el amor tóxico se ha hecho parte de tu paternidad, te diremos de qué forma puedes modificarlo y cómo será posible entender la manera en la que te estás conduciendo con tus hijos para dejar de dañarlo.

Estas son algunas de las características más comunes del amor tóxico en los hijos | Fuente: @Pexels

Cuando educas a tu hijos sabes que es una labor para toda la vida que en ocasiones implica demasiados retos o situaciones complicadas que sabes que deberás enfrentarlas, pero es mejor tener en cuenta en qué momento estás dañando a tus hijos y en qué situación los estás beneficiando.

Si educas a tus hijos en amor tóxico, estas son las banderas rojas

Si eres de esos papás que expresan frases como “hago todo esto porque te amo” pero en ocasiones lo haces o lo dices solamente para complacerte a ti mismo y en gran medida lo haces para tener el control sobre tus hijos, entonces podría ser que estás criando por medio del amor tóxico.

Cuando guías a tus pequeños por medio de este cariño negativo lo único que ocurre es que harás que su relación se debilite de forma definitiva al grado en el que este mal podría llegar a afectar incluso su adolescencia y seguir escalando a la edad adulta.

Esto es lo que debes tomar en cuenta sobre la crianza | Fuente: @Pexels

Educas a tus hijos por medio del amor tóxico cuando:

  • Utilizas al amor para justificar tus acciones, incluso las que hacen daño
  • Estás generando una dependencia enfermiza en tus hijos, al grado de que tanto tú como él pueden dar muestra de un ataque de celos
  • Le infundes temor a tus hijos en donde está de por medio el abuso y la violencia física
  • Buscas a toda costa controlar sus amistades, relaciones amorosas, etc.
  • Te burlas constantemente de ellos, no guías a tus pequeños por medio de la empatía, sino de la imposición
  • Amenazas a tu pequeño con abandonarlo si el otro no hace específicamente lo que tú quieres
  • Los haces sentir en deuda moral o económica cuando les ayudas, aunque mencionas que es “desinteresado”
  • Haces ataques, invalidaciones o faltas de respeto constante en contra de tus hijos

Ahora que ya sabes algunas señales del amor tóxico en la crianza, es importante que acudas con un especialista para atender este rol negativo.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas