Dormir con tu hijo no es malo, estos son los beneficios para su desarrollo

Alejandra Chavarria

Cuando se trata de crianza, siempre hay personas dispuestas a opinar y a hablar acerca de cómo alguien decide cuidar de sus pequeños. Por eso, ahora vamos a desmentir una vieja creencia: dormir con tu hijo no es malo, estos son los beneficios para su desarrollo.

Muchas personas tienen la falsa creencia de que el dormir con los niños los hace mimados y dependientes, otros más piensan que esto los despertará sexualmente con mayor rapidez e incluso algunos le temen porque sienten que vulneran la intimidad de los pequeños.

Sin embargo, expertos en crianza infantil han decidido acabar con esta vieja creencia que expone lo negativo que es dormir con tu hijo durante un tiempo prolongado. ¿En realidad es uno de los peores errores de la maternidad?

Te compartimos algunos beneficios del colecho con tus pequeños | Fuente: Freepik

De acuerdo con James Mckenna, “el colecho con la lactancia materna representa un sistema de cuidado de niños altamente efectivo, adaptativo e integrado que puede mejorar el apego, la comunicación, la nutrición y la eficiencia inmune del lactante gracias al aumento de la lactancia materna y al aumento de la supervisión de los padres y del afecto mutuo que acompañan a esta práctica”.

La Federación de Asociaciones de Matronas en España apoya de forma tajante la práctica de esta tierna actividad que promete ayudar a que los niños se sientan mucho más seguros a lo largo de su crecimiento, desarrollo y aprendizaje.

Dormir con tu hijo no debería ser un comportamiento satanizado

Aunque se dice que los pequeños no obtienen nada bueno del colecho o que este solo se debe practicar durante la época de lactancia, otras expertas en crianza infantil comparten que este tiempo es ideal para conectar con los pequeños.

Todo el ritual que implica ir a la cama, desde la hora de la cena, el leerles un cuento, ponerles la pijama, arroparlos y acompañarlos hasta que se queden profundamente dormidos no debe representar ninguna clase de impacto negativo en el crecimiento de los niños.

Quienes han practicado este ritual de apego positivo con los niños indican que es una de las etapas más lindas, tiernas y que ayudarán a los pequeños a sentirse protegidos. Aunado a ello, es casi imposible que este escenario se vuelva a repetir.

Respetar las decisiones de los menores, valorar cuando es momento de dejar el colecho y preguntar sobre sus deseos es parte fundamental de una buena relación con las nuevas generaciones.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas