Cómo cuidar la alimentación de tu familia aún con poco dinero

Pamela Rodríguez Ordaz

Hace unos días una mujer se viralizó por hacer de comer para cuatro personas con solo 50 pesos, y es que en un país como México en el que la gran mayoría tiene un ingreso por debajo de la media hacer malabares con el gasto es el día a día de millones de personas, por eso hoy te diremos cómo cuidar la alimentación y la salud de tu familia aún con poco dinero.

Muchas enfermedades están relacionadas con una mala alimentación, deficiencias de nutrientes y bajas de vitaminas y minerales, además de falta de ejercicio y malos hábitos como el fumar o beber alcohol, sin embargo, aún con un presupuesto reducido hay formas de comer saludablemente.

Aunque no lo creas, la obesidad es una enfermedad crónica que afecta a más personas en los sectores con peor economía, pues suelen consumir alimentos más baratos, pero con demasiada grasa y azúcar como refrescos, jugos empaquetados, pizzas, salchichas, frituras, etc, y menos frutas, verduras, legumbres o pescados.

La comida rápida es un engaño | Fuente: Pexels

Cómo cuidar la alimentación de tu familia aún con poco dinero

Bebés

Dar pecho es muchísimo más sano y más barato que dar biberones con fórmula. Si crees que no puedes, hay tutoriales, clases, libros y grupos de apoyo a la lactancia. Además, la leche materna tiene todos los nutrientes que un bebé necesita para su sano desarrollo, protege de infecciones, de alergias, incluso de la obesidad.

Comida

Quizá pueda parecerte más barato comprar comida chatarra, sin embrago, este es un engaño, pues, aunque puede mitigar el hambre, lo hace solo una vez, en cambio, comprar verduras, frutas y legumbres puede servirte para varios usos, son más saludables y muchísimo más rendidores. Es mejor comprar los alimentos frescos de temporada, pues, además de ser más baratos, también tienen mejor calidad.

Haz una comparativa entre la comida rápida y el precio por kilo de los productos saludables que puedes adquirir.

Lee bien

Antes de comprar cualquier cosa hay que leer las etiquetas para saber qué es lo que estás llevando a casa y dándole de comer a tus hijos.

Empieza el día con el pie derecho

Desayunar bien sirve para prevenir la obesidad, opta por el pan de barra, natural o tostado antes que el de molde, pues son mucho más saludables. También es necesario darles a tus hijos fruta y bocadillos a media mañana.

Comidas y cenas

Es necesario comer legumbres, arroz, pastas, papas, hortalizas, frutas y verduras, hay muchísimas variedades y platillos diferentes que puedes hacer con estos ingredientes.

También es mejor optar por un poquito de aceite de oliva en lugar de mantequilla, nos protege de muchas enfermedades y es más saludable, además, si lo usas, bien, hasta puede ser más rendidor.

Proteínas

Pollo, carne, huevo y pescado son una mejor alternativa que los embutidos, opta siempre por lo que está fresco, prepara unas pechuguitas o milanesas y olvídate de los Nuggets y esos alimentos procesados que, a veces, no sabemos ni lo que contienen.

Reciclar

No tires la comida y no dejes que se eche a perder, si te sobró un poquito de carne puedes hacer unas tortitas, si tienes pan duro puedes hacer capirotada, si tienes arroz durito prepara albóndigas. No está bien tirar la comida, además de que es un desperdicio de dinero.

Igual pasa con los jugos, es mejor y más saludable comerte la fruta directamente que beberte un jugo completo lleno de azúcar y mucho más caro.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas