Cartilla Alerta Amber: ¿Qué hacer si se pierde tu hijo?

Leilani Díaz

Los hijos son todo para los padres de familia, por eso, buscan mil y una maneras de mantenerlos a salvo; definitivamente, perderlos no está nunca en los planes ni es un tema del que resulte grato platicar, pero que sí es necesario hacerlo. Así que, si aún no sabes qué hacer en caso de que tu hijo se pierda, necesitas conocer la Cartilla de Alerta Amber.

La Alerta Amber es un mecanismo nacional para la búsqueda y pronta localización de niñas, niños y adolescentes reportados como no localizados en el que participan los tres niveles de gobierno de México (federal, estatal y municipal), además de que cuentan con el apoyo de los medios de comunicación para su difusión.

Además de enseñar a tus hijos a no platicar con desconocidos y siempre caminar tomándote de la mano, también es importante que como padre o madre de familia, llenes la Cartilla Alerta Amber con algunos datos básicos de tus hijos y tenerla a la mano en caso de que se extravíen.

¿Qué datos requiere la Cartilla Alerta Amber?

  • Datos personales: Nombre y apellido.
  • Señas particulares: Existe un espacio en la cartilla, destinado para que los padres anoten tres señas particulares o características que identifiquen al niño o niña; pueden ser lunares, cicatrices, entre otras. Ojo, es importantísimo que se incluyan el tipo de sangre, CURP, las enfermedades o alergias de tu hijo y si requiere de medicamentos.
  • Fotografía: Una fotografía a color, de frente, con las orejas, barbilla y frente descubiertas de la última fiesta u ocasión en que estuviste con él; en caso de que se trate de un recién nacido, se recomienda tomarle una foto de carita una vez a la semana hasta que cumpla 6 meses de edad, sin usar flash para no afectar sus ojitos sensibles. Después de esta edad, ya puedes tomarle la foto cada mes.
  • Muestra de ADN: No te asustes, no significa que tengas que guardar un tubito con sangre. Lo único que debes hacer es tomar un cotonete de algodón y frotarlo 5 veces en la parte interna de la mejilla (dentro de la boca) de abajo hacia arriba.
    Con otro cotonete, se hace lo mismo, pero en la otra mejilla. Deja los cotonetes sin tocarlos durante toda la noche, lejos de aire corriente y teniendo cuidado de que la parte húmeda no roce con nada. Después, en un sobre de papel con el nombre completo de tu hijo, se guardan las muestras; es importante que NUNCA las guardes en una bolsa de plástico.
  • Huellas dactilares: En una hoja de papel blanca doblada en tres partes a lo largo, coloca las huellas dactilares de las dos manos de tu hijo con un poco de tinta y deja secar con la hoja extendida. Si se trata de un menor de 3 años, también se tienen que tomar las plantas de los pies.

AQUÍ puedes descargar la Cartilla Alerta Amber.

Como recomendación extra, ayuda a tus hijos (si ya saben hablar) a que se aprendan su nombre completo, el tuyo y de su padre o abuelos. Conforme crezca, enséñale su domicilio y un teléfono de emergencia; practica constantemente con él.

Además, los expertos en seguridad recomiendan NUNCA permitir que personas desconocidas les tomen fotografías en la calle; no importa si son médicos, nanas o maestros, ya que no puedes saber las verdaderas intenciones de esas otras personas.

 

Te recomendamos:

 

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas