Actividades con las que niños de 2 a 6 años pueden ayudar en la casa

Loretta Chantiri

Que los hijos ayuden con los quehaceres de la casa es bastan recomendable pues les genera una serie de buenos hábitos a futuro, incluso los niños más pequeños, de dos a seis años aproximadamente, pueden aportar con distintas tareas y actividades y así fomentar el desarrollo de responsabilidad y empatía.

Es claro que ni a niños ni adultos nos gusta hacer tareas domesticas, pero son como tal una responsabilidad y obligación con las que todos los integrantes de una casa deben de colaborar para una mejor organización y convivencia.

Y el hecho de ayudar con las responsabilidades del hogar no tiene mucho o nada que ver con la edad pues prácticamente a partir de los dos años se puede empezar a concientizar a un pequeño para que aprenda a colaborar también.

Es claro que los más pequeños no podrán con las tareas más pesadas o específicas, mucho menos hacer uso de artículos de limpieza como detergentes o manejar objetos que puedan resultar peligrosos. Sin embargo, existe un listado de actividades con las que pueden empezar a poner su granito de arena en casa y así contribuir al equilibrio familiar ya que es muy importante aprendan a respetar y valorar desde temprana edad.

(Foto: Freepik)

Actividades domésticas para niños de 2 a 6 años

1. Recoger sus juguetes después de usarlos

Una excelente forma de empezar es enseñarle a los más peques acerca del orden y la responsabilidad es haciéndolos recoger sus propias cosas, por ejemplo, sus juguetes. Con esto no sólo te facilitarán la limpieza de su cuarto, sino que también aprenderán a cuidar sus pertenencias.

2. Poner la ropa sucia en el canasto

Llevar la ropa sucia al canasto es algo muy sencillo y que cualquier persona, bebé o adulto, puede hacer sin problema. Claro que para que se le facilite a un niño de dos a seis años, debe haber un cesto al que pueda acceder fácilmente.

Además, esta actividad les permite ir creando el hábito de la limpieza y orden personal.

3. Limpiar si se cae algo

Ya sea porque derramaron el jugo por la mañana o simplemente alguna otra cosa de la casa de cayó aunque no haya sido su culpa, es importante que ellos aprendan a limpiarlo.

Quizá no llevarlo a un extremo donde tengan que lavar a conciencia el espacio que se ensució pero por ejemplo, si se derrama algún líquido, prestarles un trapo seco para que ellos empiecen a generar ese hábito de limpieza y ayuda por su cuenta. Una vez que terminen puede pasar el trapeador con algún detergente para terminar de limpiar la zona.

De igual forma puedes empezar a enseñarlos a sacudir el polvo con un paño.

4. Ayudar a decidir el menú para la comida

Las actividades de la cocina pueden ser un poco más complicadas o riesgosas, pero son igual de importante que las del resto de la casa. Así que una forma sencilla de empezar a fomentar el habito de ayudar y de ser empáticos con las tareas del hogar es brindándoles la responsabilidad y virtud de decidir qué se va a hacer de comer.

Esto además, los puede ir fogueando en el ámbito de la alimentación saludable y balanceada. Y si por ejemplo, su decisión fue milanesas empanizadas, puedes pedirles que te pasen algunos ingredientes como la carne del refrigerador o el pan molido de la despensa.

5. Lavar y secar sus manos

Ahora más que nunca es importante inculcar el habito del lavado de manos en los pequeños al llegar a casa, antes de ayudar en la cocina, antes de comer, después de ir al baño y después de haber realizado otra actividad de limpieza en casa.

Pero lo más importante, es que esta actividad tan necesaria, los empieza a formar en los hábitos de la limpieza y el cuidado personal.

6. Ayudar a poner la mesa

Si tienes más de un hijo, puedes dividir las tareas para que pongan la mesa en conjunto. A los mayores, diles que coloquen los platos, vasos y cubiertos. Y a los más chicos, pídeles que posicionen los manteles individuales.

Aunque poner, por ejemplo, los vasos o platos puede hacerlos más cuidadosos con ciertos objetos desde muy pequeños, aunque claro, existe el riesgo de que los rompan lo cual resultaría desastroso y hasta peligroso.

7. Sacar la basura

Sacar la basura al bote del patio es algo bastante sencillo también que fácilmente pueden realizar los pequeños. Quizá no con costales pesados, pero sí con algunas cajas o bolsas pequeñas.

8. Tender su cama

Tender la cama es uno de los hábitos más importantes de una persona ya que esta genera limpieza, orden y a nivel psicológico te ayuda a empezar el día de forma adecuada. Es por eso que desde muy pequeños, los niños deben de aprender a tender la suya.

Para lograrlo, dale instrucciones y deja que poco a poco lo haga solo. Si no la ordena como debiera, no lo regañes, mejor indícale cómo realizarlo correctamente.

9. Levantar su plato de la mesa

Puede que aún no esté en edad de lavar los platos, pero levantar el suyo después de la comida o cena, sin duda es algo que puede realizar para ayudar en la cocina, además de levantar otro tipo de cosas como la botella de catsup, el bote de leche, la caja de cereal y cosas que en general haya ocupado para sus alimentos.

Además, este gesto es muy bien visto y de muy buena educación si lo realiza en casas ajenas.

Recuerda que al final estas actividades son para formarlo y guiarlos por el camino de la empatía, la responsabilidad y el apoyo familiar.

Así que la mejor forma de inducirlos a este tipo de responsabilidades es bajo el concepto de ayuda y cooperación pero nunca demandárselos como parte de un castigo ya que eso solo podría generar un rechazo y en general un efecto contrario al buscado.

¿Tus hijos te ayudan con las tareas de la casa?

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas