5 señales de que eres una gran mamá y que nadie te diga lo contrario

Alejandra Chavarria
senales de que eres una gran mama y que nadie te diga lo contrario

Ser madre es uno de los trabajos más difíciles y retadores que existen, y como todo en la vida, se va aprendiendo en el camino. Aún así, hay quienes siguen criticando este rol duramente y juzgando a las mujeres por su desempeño en la maternidad. No hagas caso de los malos comentarios, estas son las 5 señales de que eres una gran mamá, aunque te quieran hacer creer lo contrario.

Ya sea que tengas pareja o seas madre soltera, las mujeres que tienen hijos siempre terminan siendo el blanco de las críticas, las mismas que rara vez o nunca se le dirían a un hombre.

Y es que por décadas, se ha considerado que la madre es la única que tiene responsabilidades con sus hijos, pero entonces ¿dónde dejamos a los padres en el ejercicio de la paternidad? Es sencillo: la crianza no es exclusiva de la mamá, es una tarea de ambos y de la sociedad.

De igual forma es importante saber que no nacemos siendo madres y que la maternidad no es perfecta. Es normal sentirte insegura sobre si lo estás haciendo bien o no, sobre todo en tu primer embarazo. Así que despreocúpate.

Estas son las señales de que lo estás haciendo increíble como mamá

Le gusta estar contigo y platicar

Hay un balance entre ser una mamá disciplinada y una demasiado permisiva que busca convertirse en la amiga de su hijo. Con este respeto los educas con valores y límites, pero también te tienen la confianza suficiente para sentarse contigo a platicar sobre su día.

Te vuelves su confidente

Con el tiempo, tus hijos terminan por compartir contigo sus momentos más importantes, tanto profesionales, personales y familiares, ya que no importa su edad, siempre recurrirán a ti si necesitan de un consejo.

Intentan resolver sus problemas antes de pedir ayuda

Gran parte de la labor de los padres es enseñarles a convertirse en personas independientes, capaces de valerse por sí mismos. Por supuesto que durante su desarrollo necesitarán ayuda para muchas cosas, pero lo importante es que siempre tendrá fortaleza y la seguridad de pedir ayuda cuando lo necesite.

Los respetas y eres empático con ellos durante su adolescencia.

Sabes que está etapa del crecimiento es complicada, pues está llena de cambios y emociones al tope. Si aún te demuestra su afecto y cercanía y hasta suele bromear, entonces es una buena señal de que han logrado atar un vínculo difícil de creer.

Tus hijos son agradecidos

Con mucho esfuerzo, pero siempre tuvieron techo, comida y vestido y prácticamente todo lo básico para sobrevivir, patrocinado por sus padres. Se enorgullecen de ti por haberles dado todo con trabajo y amor.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas