Padres e hijos

4 formas de enseñar a tus hijos a amar su color de piel moreno y nunca sentirse menos

Criar a los hijos es una de las tareas más complicadas del mundo, es una...

Pamela Rodríguez Ordaz

Enseñar a tus hijos a amar su color de piel
| Fuente: Instagram Tenoch Huerta/Maya Zapata

Criar a los hijos es una de las tareas más complicadas del mundo, es una labor de amor de todos los días, 24/7, pero además de modales y capacidades básicas, los niños deben aprender de amor, autoestima y respeto, es por eso que hoy te revelaremos 4 formas de enseñar a tus hijos a amar su color de piel moreno y nunca sentirse menos.

Recientemente se ha viralizado un audio (y memes) en redes sociales sobre Yanfri, el niño que se robó el corazón de Colombia y toda Latinoamérica, sin embargo, detrás de estos videos e imágenes del “Tía Paola” se esconde una realidad racista, una que para muchos es difícil de ver debido a lo normalizado que es el colorismo no solo en este continente, sino en el mundo entero, una realidad que, aunque lastima a millones de personas, para otros “no es nada grave, es gracioso, es normal”, pero que debemos comenzar a cambiar desde casa.

El colorismo es una discriminación que privilegia a las personas de un determinado tono de piel, generalmente el más claro. Aunque parezca mentira, el colorismo puede influenciar en cómo ejercemos la paternidad y la maternidad, y los estereotipos se transmiten de generación en generación, lo que hace muy difícil terminar con el racismo, incluso dentro de la propia comunidad morena.

No es un problema fácil de solucionar ni algo que cambiará de un momento a otro, pero podemos comenzar en casa, con esos seres humanos que traemos al mundo y ellos pueden ser los agentes y herramientas que lo hagan un lugar mejor, más amable, incluyente, empático y tolerante. No se trata solo de respeto, es un enorme acto de amor y orgullo, y como padres todos buscan que sus hijos sean la mejor versión de sí mismos, personas sanas, amables y felices de ser ellos mismos.

Enseñar a tus hijos a amar su color de piel

Yanfri y su mamá | Fuente: Redes

4 formas de enseñar a tus hijos a amar su color de piel moreno y nunca sentirse menos

Muéstrale personajes hermosos y talentosos que lucen como ellos

Desde muñecas, libros infantiles, películas, juguetes, música y demás, todo eso puede ayudar a tus hijos a darse cuenta de que hay personalidades amables, independientes, talentosas y fuertes que lucen como ellos, el éxito no depende del color de piel y pueden identificarse con estas figuras.

Hay una larga lista de personajes con estas cualidades de cualquier etnia y color, promueve que lo asocien con cosas positivas, cada persona es muchísimo más que solo un color.

Enséñale la diversidad

Antes de que tu hijo o hija se pueda referir a las personas como “blanco” o “negro” por su color de piel, asegúrate de que vea a muchas personas de diferentes orígenes étnicos, si no hay cerca de tu casa, la tecnología y los libros son grandes aliados, para que estos elementos los ayuden a comprender que un entorno normal incluye personas de diferentes colores de piel.

Cuida lo que dices 

Los niños en edad preescolar son muy pequeños para procesar las complejidades de los problemas sociales, así que habla del tema con naturalidad de forma sencilla, llama a las personas por su nombre, no por su color de piel, o descríbelas basado en otras características, pues no debes reducir a las personas por su color de piel y llamarlas “el hombre blanco” o “la mujer negra”.

Aunque es bueno hablar abiertamente de las diferencias, hay que evitar hacer mucho énfasis en las etnias y tampoco exageres si alguna vez tu hijx hace un comentario sobre el color de la piel, pues cuando son muy pequeños solo dicen lo que ven, no entienden el significado emocional o social, pero si son mayores, sí tienes que hablar con ellos más profundamente.

Refuerza el comportamiento antirracista y el autoestima

No evites el tema o eso podría empeorar las cosas, habla abiertamente esos temas con ellos, el cómo se sienten con ellos mismos y cómo perciben esas diferencias con sus compañeros de escuela, vecinos y hasta familiares. No hagas menos a nadie por su color de piel, no refuerces estereotipos, ni blancos, morenos, latinos, asiáticos, etcétera, recuerda que los niños sin un reflejo de sus padres, así que el cambio debe comenzar contigo, descarta por completo insultos o señalamientos que tengan que ver con el color u origen étnico y pide a tus allegados que eviten esos comportamientos frente a tus hijos.

Enséñales amor y respeto no solo por ellos mismos, sino por quienes los rodean, no hagas énfasis, comentarios o diferencias entre sus compañeros o gente de su comunidad, no importa del color que sean.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos: