Su suegra la criticaba por “tener la casa sucia” y su esposo la puso en su lugar

Leilani Díaz

No es una premisa exclusiva de las comedias románticas, la convivencia con la madre de tu pareja puede llegar a ser más que complicada, sobre todo cuando se trata de una mujer sobreprotectora o que, probablemente sin querer, es invasiva con la privacidad de la pareja. Ese era el caso de Mel, una joven de Oregon, Estados Unidos, a quien su suegra criticaba por “tener la casa sucia” hasta que su esposo la defendió de la mejor manera.

De hecho, fue el mismo esposo de Mel, Clint Edwards, quien narró lo sucedido a través de su blog para padres primerizos. De acuerdo con el hombre de 35 años, su matrimonio era feliz como cualquier otro, aún después de 10 años de casados y de la llegada de tres hijos a su vida.

Un día, mientras Clint Edwards platicaba con su madre por teléfono, mientras lavaba los platos, ella le hizo una pregunta sobre su esposa que lo dejó atónito.

El bloguero reveló cómo luce su casa después de un día de juego con sus 3 hijos | Foto: Blog No Idea What I’m Doing

“Sinceramente no sabía qué decir. Ella se había dado cuenta que nuestra casa estaba desordenada y preguntó ¿No te molesta que Mel no mantenga una casa más limpia?” explicó el hombre.

Así que sin saberlo, a Mel su suegra la criticaba duramente por no hacer las tareas domésticas que -erróneamente- muchas personas asumen como obligación de la mujer. ¿Era este un comentario mal intencionado o una pregunta sincera que refleja la manera de pensar de la madre de su esposo?

“Realmente no sabía cómo responderle a mi madre, así que me tambaleé. Creo que la percepción que mi madre tenía de nuestra casa realmente refleja la época en la que creció” recalcó Clint Edwards.

Aquella pregunta lo hizo reflexionar, pues a diferencia de su madre, a Clint no le molestaba vivir en un entorno algo desordenado, principalmente tomando en cuenta que vivir con tres niños pequeños no es tarea nada sencilla.

La madre de Clint junto a él | Foto: Blog No Idea What I’m Doing

“Realmente no pensé en una casa limpia cuando me casé con mi esposa. Pensé en cómo me gustaba lo que tenía que decir. Pensé en cómo me hacía sentir. Pensé en cómo ella sonreía mucho. Me gusta eso” aseguró.

Una vez que Clint Edwards logró aclarar su mente, y asumiendo que su madre no intentaba ser hiriente cuando cuestionó a su esposa sino que se trataba de merca curiosidad por la ideología con la que ella fue criada, le respondió:

“No me metí en este matrimonio por una casa limpia. Estoy aquí porque ella parecía ser alguien con quien podría pasar mi vida. Veo nuestro matrimonio como una sociedad, por lo que la limpieza es tanto mi responsabilidad como la de ella”.

La suegra de Mel se mostró sin habla ante la respuesta de su propio hijo, y tras procesar lo que escuchó, finalmente dijo a Clint que “eso probablemente sea más importante que una casa limpia”.

Te recomendamos:

Síguenos en Facebook y YouTube para más buenas noticias, tips para el hogar y consejos de belleza.

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas