Repelente casero para evitar que tu perro haga pipí dentro de casa

Loretta Chantiri

Todos amamos a nuestro perro incondicionalmente, sin embargo, el que no respeten algunas áreas de la casa haciéndose pipí sobre ellas todo el tiempo puede llegar a ser algo bastante molesto, lo que hace necesario recurrir a un repelente para terminar con el problema.

Claro que la primera opción es educar a nuestra mascota para que no haga de las suyas, no obstante, la obsesión de marcar territorio es bastante persistente en los canes, más de adultos, lo que vuelve inminente el uso de sustancias para erradicar el mal olor de su orina pero en específico, para evitar que vuelvan a hacerse en el miso sitio.

Es por eso que hoy queremos compartirte una formula para que prepares tu propio repelente casero y así evites que tu adorable pero cochino lomito te ensucie el piso y otras superficies de tu habitación, sala, comedor, cocina y demás.

¿Cómo hacer repelente casero?

Antes que nada, hay que dejar claro que hay ciertos productos que no son recomendables ya que podemos comprometer la salud de nuestro perro. Algunos de ellos son cloro, amoniaco, peróxido, ácido clorhídrico o muriático.

Por otra parte, lo más recomendable para acabar con el olor y el problema de la orina sobre todo en alfombras y tapetes, es utilizar productos enzimáticos los cuales son compuestos a base de enzimas y detergentes con pH neutro que ayudan a disolver y a degradar diversos tipos de sustancias químicas.

Estos últimos aunque tienen fama de ser eco-responsables, siguen siendo algo contaminantes, además vienen en botellas de plástico y la mayoría suelen ser un poco costosos.

Por eso, tener una solución 100% natural, de fácil uso, preparación y que además no sea dañina para la salud de nuestras mascotas es la mejor opción.

¿Qué productos puedo utilizar para crear mi repelente?

Limón

El limón y los cítricos en general son ingredientes con los que los perros se sienten algo incómodos ya que su nariz cuenta con alrededor de 300 millones de células olfativas, por lo que son capaces de percibir olores 40 veces mejor que los seres humanos.

Debido a esto, el fuerte aroma del limón que percibimos resulta mucho más penetrante para ellos y excelente para hacer un repelente casero.

Para ello, exprime suficientes limones hasta reunir 100 mililitros de jugo de limón, mézclalos con 50 mililitros de agua y una cucharada de bicarbonato. Luego, revuelve hasta integrar los ingredientes y finalmente rocía con un atomizador. Deja actuar al menos 30 minutos y repite el procedimientos las veces que sea necesario.

Vinagre

El vinagre blanco posee propiedades desinfectantes acompañadas de un fuerte olor, por lo que comúnmente se utiliza como limpiador casero. Entre sus funciones se encuentra la de ser un excelente repelente para perros.

Usarlo es muy sencillo, tan solo mezcla dos partes iguales, una de agua caliente y otra de vinagre, dentro de un atomizador. Luego rocía la zona afectada después de haberla limpiado y deja actuar por 30 minutos. Repite el proceso las veces que sean necesarias.

¿Cuál de los repelentes caseros te convence más? ¿Conoces otro método para evitar que tu perro se haga pipí dentro de la casa?

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas