Noticias

No tuvieron fiesta de XV, pero estas abuelitas cumplieron el sueño

Una de las tradiciones más arraigadas entre los mexicanos es la de festejar la llegada...

Alejandra Chavarria

No tuvieron fiesta de XV
Estas mujeres no tuvieron fiesta de XV, hasta ahora | Fuente: TV Azteca

Una de las tradiciones más arraigadas entre los mexicanos es la de festejar la llegada de los 15 años, sin embargo, no todos tienen esta posibilidad. Por ello, se hizo viral la historia de estas abuelitas que no tuvieron fiesta de XV pero algunas décadas después cumplieron el sueño.

El ritual del maquillaje, el vestido, la coronación, el baile y los regalos son un evento que muchas niñas mexicanas esperan; por lo que cuando no existe la forma de hacer una fiesta de este tipo, algunas crecen con la insatisfacción o con el anhelo de alguna vez poder tener ese día especial.

Y así pasó con estas mujeres, todas ellas adultas mayores, quienes tuvieron su día especial como parte de una iniciativa en la que fueron princesas por un día y se les consintió como las reinas que son con todo lo que una celebración de este tipo implica.

Se trata de la iniciativa “Cumpliendo un sueño”, la cual le dio la oportunidad a 14 abuelitas que no tuvieron fiesta de XV años de vivir esa experiencia en su senectud, rodeadas de sus seres queridos y de la gente que las procura y se preocupa por ellas.

¿Cómo fue la celebración de las mujeres que no tuvieron fiesta de XV años en la adolescencia?

De acuerdo con los reportes, no solo se vistieron como princesas, también les llevaron un mariachi que les cantó “Las Mañanitas”, las llevaron en limosina y pasearon por las calles más importantes de Reynosa, Tamaulipas, ataviadas en sus enormes vestidos.

“Amanecí bien emocionada algo maravilloso, de verdad como de película de sueño de hadas, pues a esta edad. Nosotros cuando hubiéramos imaginado que se nos iba a festejar así”, dijo Oralia González al noticiero de TV Azteca al tener esta experiencia.

Estas mujeres agradecieron la posibilidad de tener “hadas madrinas” quienes les proveyeron de todo necesario para disfrutar al máximo el día; incluso a pesar de las enfermedades como en algunos casos la leucemia o problemas relacionados con la presión.

“Fue un sueño hecho realidad, sí porque pues nuestros padres eran muy humildes y no podían hacernos la fiesta, y gracias a Dios por habernos puesto a Ari en nuestro camino y diosito la va a bendecir por haber hecho realidad nuestros sueños”, contó Martha González Mata al medio.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.