Las mujeres divorciadas rejuvenecen hasta 10 años, confirman expertas

Leilani Díaz
Instagram Adele / Geraldine Bazán/ JLo

Probablemente ya lo intuíamos pero ahora, la ciencia llegó para confirmarlo. Hablamos del hecho de cómo las mujeres divorciadas lucen mucho más radiantes tras su separación. De hecho, según un interesante estudio, las féminas que se divorcian rejuvenecen hasta 10 años, lo cual es el reflejo de alejarse de parejas tóxicas.

Es decir, dejan atrás lo que las anclaba a la tristeza y estrés para ser felices… y la felicidad se nota.

Pero eso no es todo pues de acuerdo con Carol Ferguson, Micki McWade y Rachel Gladstone, expertas asesoras en relaciones de pareja y autoras de Divorce Survival Guide, el divorcio tiene otros beneficios:

1. Aprenden de lo malo y avanzan

Después de un divorcio atraviesas por muchas etapas, esto implica que ahora sabes muchas cosas que no funcionan en una relación. Esto, a su vez, significa que podrás darte otra oportunidad con un amor y funcional que esta vez funcione para siempre.

2. Son dueñas de su espacio personal

Si algo sabemos es que una gran mayoría de hombres tienden a ser un tanto egoístas, por lo que generalmente buscan toda la atención para sí mismos. Por ejemplo, los masajes suelen ser para ellos y el espacio de la cama también.

Una vez que una mujer se divorcia, aprovecha que no tiene que seguir durmiendo en la orilla del colchón, usando las sábanas o pijama que a ella mejor le parezca.

Dormir sola en una cama grande es “simbólicamente un acto de poder”, aseguraron las expertas.

3. Desapego material

Cuando vives sola, puedes decorar a tu gusto. Sin tener que pelear porque tu esposo quiere comprar cosas que te parecen anticuadas o que él piense que las que tú buscas ya son too much.

Las mujeres divorciadas entienden esto a la perfección y lo usan a su favor para tirar todo aquello que les recuerde a su ex pareja y por fin, tener una casa completamente como ellas quieren.

4. Paz interior

Este es uno de los puntos más importantes porque cuando una mujer se divorcia, es porque la relación ya no era sana ni fuerte.

Una vez separadas, no tienen que atravesar por más peleas absurdas, preocuparse porque su pareja no llegó a dormir o porque sus horarios no se acoplan a los de ellos. Vivir en paz es una de las consecuencias más felices de un divorcio.

5. Curan su corazón

Según las autoras de la Divorce Survival Guide, tras un atravesar por las etapas más duras y tristes de un divorcio, comienza la recuperación emocional.

Para ello, es importante perdonarte a ti misma y ser generosa contigo. El tiempo cura hasta los corazones más destrozados.

6. Fortaleza física

Estar divorciada le da a estas mujeres el tiempo para consentirse a sí mismas que antes no tenían. Desde la rutina de belleza, hasta las horas que dedican a su rutina de ejercicios.

El divorcio sí tiene una parte en la que muchas personas caen en depresión, pero una vez saliendo del mal momento, esta nueva etapa de la vida suele ser un punto de partida para cambiar toda su vida, así como su imagen.

Por eso las mujeres divorciadas se convierten en personas más resistentes, sin miedos, con una autoestima fuerte y sana.

7. Toman el control de tu vida

Otra de las cosas buenas que ganas después de divorciarte es tener el absoluto control sobre tus decisiones sin tener que atenerte a las ganas, tiempo o presupuesto de nadie más.

Recuperar el control de tu vida significa muchas veces recuperar la pasión que sentías por cosas que siempre te habían gustado como esas clases de baile que siempre quisiste o ese lugar exótico al que nunca te quiso acompañar tu pareja.

8. Recuperan las amistades

Otro de los puntos más conocidos es este. Las mujeres casadas suelen alejarse de sus amigas por falta de tiempo o incluso de ganas, y cuando las ven muy probablemente sea como citas en parejas, sin privacidad. En cambio, las divorciadas se reencuentran con sus seres queridos y son libres de salir a divertirse como antes.

Los buenos amigos lo son para siempre.