Abuelita cumple su sueño de usar el vestido de novia que de joven le prohibieron por el racismo

Pamela Rodríguez Ordaz

Internet está plagado de historias tristes y alarmantes, pero las buenas noticias que llegamos a encontrar, como la de esta abuela de 94 años de edad cumpliendo su sueño de usar un vestido de novia, son las que nos llenan el corazón de fe en la humanidad y nos sacan una sonrisa (y a veces hasta una lagrimita).

Se trata de Martha Trucker, quien siempre soñó con usar un clásico vestido de novia blanco el día de su boda, pero en 1952, cuando iba a casarse, le prohibieron la entrada a la tienda de novias debido a su color de piel.

Aunque su esposo falleció en 1975, Martha pudo cumplir su sueño | Fuente: Facebook @Angela Stroizer

Así comenzó el sueño de un vestido de novia

Martha es originaria de Birmingham, Alabama (Estados Unidos), y en ese momento tenía prohibido probarse vestidos, incluso entrar a la tienda era algo que no podía hacer. “Ni siquiera pensaba en comprar un vestido de novia porque sabía que no podía entrar al establecimiento”, recordó Trucker.

“Si comprabas algo tenías que ir al sótano y conseguir cosas usadas”, agregó la mujer; las leyes en Brimingham también prohibían que fuera atendida en el mismo restaurante o viajar en el mismo vehículo que la gente blanca.

Pero su nieta, Angela Stroizer, no se iba a quedar de brazos cruzados y finalmente llevó a su abuela a la tienda de novias David’s Bridal para probarle el vestido que llevaba esperando casi 70 años.

La idea nació cuando se encontraban viendo la película de “Un príncipe en Nueva York” y en la escena de la boda, Martha comentó “Siempre he querido usar un vestido de novia. He estado esperando mucho tiempo desde que me casé”.

Fue entonces cuando Angela, quien ha escuchado muchas historias de racismo y humillaciones que sufrieron sus abuelos, decidió poner manos a la obra y cumplirle su sueño a su abuela.

“Es una terrible razón por la que ella no pudo (…) Me impactó y motivó para conseguirlo”, señaló Stroizer.

Martha se enamoró de un vestido con mangas, encaje y un cinturón de brillantes | Fuente: Facebook @Angela Stroizer

Una vida de dedicación

Angela describió a su abuela como “una persona generosa” que luchó por defender su derecho al voto, pues en 1963, Martha se convirtió en una trabajadora electoral, un deber que mantuvo hasta después de las elecciones de 2020, año en el que decidió que sería su jubilación.

Además, mientras criaba a sus hijos trabajó como ama de llaves, así como en el departamento de nutrición de una escuela antes de jubilarse a mediados de los años 70. 

También dio clases de canto y formó parte de varios grupos de gospel, siendo ahora el miembro más veterano del coro de su iglesia.

Un sueño hecho realidad 

“Cuando escuché su historia, todo se hizo más especial”, dijo Mary Adams, asesora en David’s Bridal, quien se encargó de atender a Martha y encontrar el vestido de novia de sus sueños. “Siendo una joven negra, sentí pena de que ella no pudiera tener la experiencia que cada joven espera el día de su boda”, agregó.

En la tienda, Trucker señaló un vestido que estaba en el maniquí y dijo “ese vestido tiene mi nombre”, cuando salió del probador luciendo el vestido con escote en V, encaje y mangas, la mujer de 94 años dijo “mi sueño se cumplió”.

“Ella salió y las lágrimas comenzaron”, recordó Strozier. “Pensé que lucía como una muñeca. Ella sonrió muy grande e hizo que mi corazón sonriera. Fue una experiencia que no tiene precio”.

“Me hizo sentir como una verdadera novia. Desearía haber estado en ese vestido cuando me casé”, agregó Martha, cuyo esposo murió en 1975. “Desearía que me pudiera haber visto en él”.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas