¿Mis mascotas representan un riesgo en esta pandemia por coronavirus? Un experto lo aclara

Viviendo en casa

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reporta que 57 de cada 100 mexicanos tienen mascotas

Desde que comenzó el contagio del Covid-19, en diciembre de 2019, mucho se ha especulado sobre el papel que juegan los animales en el origen y en la propagación de este tipo de coronavirus.

Organismos como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) han revelado que a pesar de desconocer el origen exacto del brote actual de la enfermedad del covid-19, saben que es animal, aunque no han publicado evidencia alguna que confirme qué ejemplar lo habría contagiado en primer lugar.

Asimismo, la CDC asevera: “Aún estamos aprendiendo acerca de este virus, pero sabemos que principalmente se propaga de persona a persona y, al parecer, puede propagarse de personas a animales en ciertas situaciones”.

Es por eso que quienes conviven de manera constante con animales, incluyendo a las mascotas, se han cuestionado qué tan seguros están ante el virus. Por eso, Las Estrellas contactó al médico veterinario zootecnista Enrique Ávila para saber si realmente los animales representan un peligro para nosotros o viceversa.

“No ha habido un solo caso demostrable de transmisión de perros, gatos, hurones, etc. que se transmita al ser humano. Ninguno”, dice el experto.

Sin embargo, sí hay un caso documentado muy publicitado de un animal que fue contagiado por un humano. Se trata de un ejemplar de tigre llamado ‘Nadia’ que presentó una enfermedad respiratoria en un zoológico del Bronx, en la ciudad de Nueva York, el cual se cree que estuvo en contacto directo con un empleado del mismo zoológico que contrajo el virus. No obstante, la investigación se mantiene en curso, de acuerdo con la CDC.

Entonces, ¿soy un peligro para mis mascotas? Ávila enfatiza que no es así, pero que si una persona está contagiada con Covid-19 debe mantenerse alejado de ellas, lo mismo que se haría con los familiares o las personas con las que se cohabita un hogar, “no porque vayan a transmitir algo al ser humano, sino porque estamos cuidando a las mascotas”.

Otra manera de cuidarlos y prevenir que contraigan el virus es limpiarles las patitas y los cojinetes con agua y con jabón después de haber realizado un paseo en la calle, especialmente si fue en una zona densamente poblada. “No necesitan nada más”, asevera Ávila.

En la misma línea, descarta que limpiar tanto las patas como el resto del cuerpo de una mascota con cloro, detergente o vinagre sea más seguro. Por el contrario, el médico advierte que esto podría irritar su piel y causar una dermatitis, y el daño podría ser severo.

Por otra parte, Ávila, quien es el director de la Clínica Veterinaria del Bosque, expone la importancia que tienen las funciones de los veterinarios en estos tiempos de pandemia, pues la salud humana y animal forman parte esencial para el control de este virus.

“De hecho, tanto el Gobierno Federal, el Gobierno de la Ciudad de México y los gobiernos de otros estados ya reconocieron la actividad del médico veterinario como esencial. Nosotros también somos responsables de cuidar la salud humana y de evitar otras enfermedades parasitosis, bacterianas, virales, etc. El médico veterinario no puede parar. Trabajamos para el ser humano, por el ser humano, cuidando la salud del mismo”, asegura.

Finalmente, ante la desinformación que existe en torno a la relación de este virus con los animales de compañía, el especialista advierte sobre las noticias falsas y las personas que opinan y dan recomendaciones del tema sin saber, poniendo en riesgo la salud de nuestra mascota y, muchas veces, provocando que se les abandone en las calles por miedo a ser contagiados.

“No se deshagan de las mascotas, por favor. Consulten con su médico veterinario, tengan mucho cuidado porque en las redes sociales hay muchísimas fake news, otra pandemia que los médicos veterinarios estamos viviendo, ya que pueden ocasionar muchos daños a los seres humanos y a las mascotas. Siempre acudan con médico veterinario que tenga una cédula profesional. Pregúntenle a su veterinario; va a saber cómo orientarlos”, concluyó.

Escrito por
Viviendo en casa

Relacionadas