Dieta Keto: Conoce por qué no es recomendable en niños

Loretta Chantiri

Una alimentación balanceada es indispensable para el desarrollo de cualquier pequeño o pequeña tanto en lo físico como en lo neurológico, por eso, una dieta estricta como lo es la Keto, no es tan recomendable en niños.

En los últimos años ha aumentado la popularidad del consumo de alimentos que fuerzan la producción natural del cuerpo, como la que proporciona el régimen cetogénico o dieta Keto, la cual, es una forma de alimentarse con muy pocos carbohidratos para obtener obtener energía a través de los agentes cetónicos que se derivan de fuentes alternativas como la oxidación de los ácidos grasos, que suplen la función energética de los azúcares cuando estos se reducen.

Adultos han llevado a cabo esta dieta para bajar o mantener su peso ideal o como alternativa para tratar enfermedades crónicas, y aunque pueda ser muy saludable para un gran número de personas, hay que entender que no por eso significa que es apta para todo mundo. Especialmente no para los niños.

En muchos casos el problemas de las dietas como lo es la Keto, la vegana o vegetariana, ha sido que papás o mamás que suelen incorporar estos o regímenes alimenticios a su vida diaria, buscan inculcarlos en sus propios hijos sin antes consultar los daños que estos podrían causarles.

En el caso de dieta Keto, ha ido llegando a las mesas y platos de niños, principalmente de aquellos que padecen de diabetes tipo II o epilepsia como alternativa para intentar mejorar su salud. Sin embargo, algunos especialistas tienen sus reservas al respecto.

¿Qué dicen los especialistas de la Dieta Keto en los niños?

(Foto: Pixabay)

Natalia Moragues, diplomada en nutrición y dietética con formación especializada en infancia, menciona que “un niño sano no necesita este tipo de dieta que es muy estricta y los niños no están concienciados para ello”.

Por ende, la dieta Keto no se asemeja con lo que se considera una alimentación adecuada para los niños.

La experta en nutrición infantil, sobrepeso y obesidad, Silvia Romero Canals lo explica de la siguiente forma: “Las fuentes ideales de carbohidratos para los niños deben ser las mismas que para los adultos: legumbres, verduras, hortalizas y fruta. Pero en la dieta cetogénica se hace lo contrario y un cuerpo en crecimiento nunca debe tener una alimentación tan restrictiva como la que sugiere ese programa”.

Ambas especialista coinciden en que lo mejor siempre será enseñar a los más pequeños a comer bien, con una alimentación variada que integre vegetales y frutas. También, se debe reducir de su dieta diaria la cantidad de productos no naturales. “Aunque la mayoría de los ultraprocesados son diseñados para que los consuman los niños, no son alimentos saludables”, asegura Natalia Moragues.

¿Riesgos?

Por último, los nutricionistas argumentan que los niños que sean sometidos a llevar una dieta Keto pueden presentar los siguientes síntomas durante su desarrollo:

  • Fatiga
  • Debilidad
  • Trastornos gastrointestinales
  • Arritmias cardíacas
  • Nefrolitiasis
  • Estreñimiento
  • Calambres musculares
  • Dolores de cabeza
  • Diarrea
  • Múltiples deficiencias de vitaminas y minerales

¿Conoces de alguien que integre la dieta Keto a la alimentación de sus hijos?

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas