Comunidades indígenas reforestan los Andes árbol por árbol

Loretta Chantiri

En un acto de amor hacia la madre naturaleza, las comunidades indígenas del Perú han comenzado a reforestar los Andes árbol por árbol, de a uno por uno, todo con el fin de contrarrestar los efectos del calentamiento global. Sin duda una enorme lección de ecología y conciencia para la humanidad.

Aunque muchas áreas protegidas de la tierra ya han sido víctimas del cambio climático y de las atrocidades provocadas por el ser humano, aún quedan ciertas zonas intactas que se han podido preservar gracias a las comunidades indígenas que ahí habitan y que las resguardan.

Desde Siberia, pasando por el desierto del Sahara, hasta la selva amazónica y ahora, algunos de los bosques más altos del mundo, en la cordillera de los Andes, donde los pueblos tradicionales han dado inicio a una campaña que busca reforestar para conservar lo que aún existe y restaurar lo que otras personas han derribado.

El enorme esfuerzo de las comunidades indígenas por recuperar lo que nosotros les hemos quitado | Foto: ECOAN

Las comunidades indígenas peruanas han dedicado grandes esfuerzos a la plantación de queñuas, una especie endémica de la zona, que crece en las regiones más altas de los Andes. Esto bajo el proyecto llamado ‘Acción Andina’, con el cual, los pueblos buscan reforestar los bosques de queñuas que han sido duramente castigados por la deforestación, el pastoreo y los incendios forestales.

Este tipo de bosques, también llamados bosques de yagual, crecen en regiones de gran altura. Los más altos alcanzan hasta 5 mil metros sobre el nivel del mar y son de suma importancia para el planeta, pero también para los pueblos que habita la zona.

Estos bosques son un ecosistema único de los Andes, pues guardan toda la biodiversidad pero además, son cruciales para el suministro de agua de las comunidades andinas y amazónicas. Esto debido a que las queñuas trabajan de forma armoniosa con su entorno, aprovechan la gran altitud y la humedad de las nubes para capturar agua gaseosa y transformarla en líquido vital que desemboca en ríos y manantiales.

Queñuas es el nombre de los árboles que se están cultivando| Foto: ECOAN

Lamentablemente los bosques de queñuas han sufrido el mismo destino que otros bosques del mundo. Frecuentemente son sometidos a la deforestación para la producción de leña y pastoreo, a tal grado que actualmente sólo restan cerca de 500 mil hectáreas de bosque.

Por ello, para contrarrestar el daño provocado, las comunidades indígenas descendientes de los incas están trabajando arduamente para recuperar los bosques más altos del mundo. ‘Acción Andina’ tiene como objetivo principal, restaurar un millón de hectáreas perdidas de bosque.

Esto por medio de un gran número de miembros de estos pueblos que se dan cita para cargar en sus espaldas plántulas de queñuas para luego subir por los senderos más empinados para que en un sólo día se planten más de 100 mil árboles, todo gracias a hombres, mujeres, niños y personas de la tercera edad que actúan con gran honor como parte de la tradición indígena “Ayni” (ayuda mutua).

Con información de ECOAN (Asociación de Ecosistemas Andinos)

¿No sabes qué hacer para ayudar al planeta? Empieza con estas 8 acciones que puedes realizar desde casa.

***

¡Te invitamos a seguirnos en Instagram!

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas