Angelina Jolie: Las mujeres son las principales víctimas de la pandemia

Loretta Chantiri

Angelina Jolie es famosa por su carrera en el cine pero también por su arduo activismo con el cual ha podido declarar a través de la revista TIME que las mujeres, así como sus derechos, son las principales víctimas de la pandemia por COVID-19.

A quien hemos visto en distintas ocasiones en la pantalla grande le preocupa tremendamente el retroceso que la situación actual ya ha ido generando en materia de derechos de la mujer e igualdad de género, así como el enorme daño que pueda generar a futuro.

Es importante recordar que Angelina Jolie lleva desde hace casi 20 años, colaborando con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), del que es enviada especial, lo que le ha permitido viajar a Sierra Leona, Tanzania, Bosnia o Camboya y conocer la realidad de los desplazados. Pero sus mayores esfuerzos los ha puesto en denunciar la violencia sexual contra las mujeres y niños en las guerras.

Y ahora ha vuelto a alzar la voz en pro de las mujeres con la alarmante advertencia que la pandemia puede acabar con todo lo conseguido en materia de igualdad de género en las últimas décadas. Esto a través de su artículo donde ha analizado el último informe de Naciones Unidas sobre la situación del mundo durante la crisis sanitaria.

Recordemos que no es la primera vez que se menciona pues anteriormente el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, advirtió que “el virus revirtió el frágil progreso en la igualdad de género”.

El reporte de la ONU muestra un panorama bastante desgarrador ya que de acuerdo con Angelina, debido a la pandemia, pueden haber 2 millones de casos adicionales de mutilación genital femenina para 2030 lo que lleva a afectar a 200 millones de mujeres en todo el mundo.

De igual manera, 13 millones más de matrimonios infantiles, 47 millones más de mujeres forzadas a la pobreza extrema y por cada 3 meses de encierro, 15 millones de mujeres y niñas más sometidas a violencia de género. La Organización Internacional del Trabajo ya había alertado en un informe con motivo del Día Internacional de los Trabajadores, que las mujeres tenían más riesgo de pobreza y de contagio debido a la pandemia.

“La continua supresión o revocación de los derechos de la mujer conduciría a un mundo más inseguro y dividido, con un mayor número de refugiados y más conflictos”, dice Angelina Jolie.

La actriz, así como muchas otras personas en el mundo, sabe que el conflicto es completamente estructural pero que la pandemia lo ha ido agravando. 

“Estos problemas no pueden atribuirse completamente al coronavirus. Aunque el virus ha agravado las desigualdades en las sociedades, no las ha creado. Los seres humanos, no las enfermedades, son responsables de leyes y sistemas injustos y de la desigualdad racial y social. El coronavirus es solo la última excusa para todo lo que no hemos sido capaces de arreglar nosotros mismos”.

Los asesinatos de mujeres han ido en aumento desde que inició la pandemia

Angelina Jolie comparte algunos datos sobre violencia de género y el machismo que ha perjudicado a la mujeres americanas antes de la pandemia. Por poner un ejemplo, en Estados Unidos, más de tres mujeres al día mueren asesinadas por sus parejas y en 2017, hubo tres veces más mujeres víctimas de homicidio en todo el mundo que personas fallecidas en atentados terroristas.

Y ni se diga en México donde, de acuerdo con la ONU, la violencia doméstica ha aumentado en un 60% desde que inició la pandemia. Eso sin contar la drástica cantidad de feminicidios que han habido desde que inició el 2020.

Es por eso que tanto Angelina Jolie, así como otras mujeres e instituciones activistas, creen que las futuras generaciones tienen un papel sumamente importante en cambiar las cosas.

“En retrospectiva, hemos aceptado o nos hemos felicitado por el progreso en los derechos de las mujeres, que ha sido incremental, dolorosamente lento y fácilmente reversible. Las generaciónes más jóvenes, incluidos los que voten por primera vez en las próximas elecciones estadounidenses, no deben ser tan pacientes ni aceptar compromisos.

La continua supresión o revocación de los derechos de la mujer conduciría a un mundo más inseguro y dividido, con un mayor número de refugiados y más conflictos. Es tanto una amenaza para nuestros intereses como una afrenta a nuestros valores. Las mujeres no deberían ser las voces principales en esta lucha. Los hombres deben tomar una posición”.

Con información de TIME, Forbes y Plumas Atómicas.

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas