Este abuelito pidió ayuda para vender sus hermosas artesanías y se volvió viral

Leilani Díaz

México es un país rico en cultura, historia y gastronomía; sin embargo, muchas veces los propios mexicanos menospreciamos lo que aquí se produce, preferimos voltear la mirada para evitar mirar a nuestros talentosos artesanos y así, poco a poco está desapareciendo ese hermoso oficio. Eso fue lo que ocurrió con este abuelito, quien se dedica a hacer manualidades de madera y ha visto un panorama complicado pues pocos valoran su trabajo.

Don Ramón Rojas tiene 70 años, y es una de esas personas ejemplares que, pese a su avanzada edad, nada le quita los ánimos para seguir trabajando en lo que ama y buscando la manera de salir adelante por sí mismo.

Este artesano de la madera, aprendió su oficio desde los 35 años y desde entonces se enamoró de su trabajo. En esa etapa, cuando sus hijas eran pequeñas, el amor por ellas lo inspiró a crear juguetes de madera; así fue como comenzó a crear estos hermosos muebles en tamaño miniatura que son tan detallados que bien podrían hacer las veces de mobiliario para maqueta de museo.

Facebook Fer Valle

Sin embargo, a pesar de que hace algunos años sus productos solían venderse como pan caliente, hoy en día, son pocas las personas que valoran el tiempo, trabajo e incluso dolor en las manos que conlleva crear cada pieza y han dejado de comprarlas.

Don Ramón Rojas es originario de Chilpancingo, Guerrero y suele colocar un puesto con sus artesanías al exterior del zoológico de la ciudad; un día, angustiado por la ausencia de compradores y de dinero para sobrellevar los gastos de su hogar, un día conoció a Fernando Valles, un joven que quiso ayudarlo.

Resulta que un día, cuando Fernando transitaba por el lugar, vio a Ramón muy triste y mirando fijamente a sus artesanías; se acercó a platicar un poco con él y entendió su dura situación. Fue así como el amable joven tomó algunas fotografías de su trabajo para darlo a conocer en Facebook y poco a poco, el abuelito comenzó a vender cada una de sus piezas e incluso, comenzó a tener pedidos especiales.

“Me dijo ‘las hago con mucho amor’, súper gentil me invito a tomar asiento. Estaba triste porque no ha vendido ni una pieza están hermosas y a buen precio …también hace las piezas en tamaño real” escribió Fernando en su cuenta de Facebook.

Esperemos que este abuelito de Guerrero siga vendiendo y saliendo adelante, con esa fuerza y actitud positiva.

 

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas