¿Tu perro se alteró de la nada? Estos son los sonidos que más odian

Bárbara Olguín

El oído de los perros es uno de sus sentidos más desarrollados, pueden oír amplificadas cuatro veces las cosas más lejanas y agudas que nosotros, los humanos. Así, no es de extrañar que los perros puedan saber cuando alguien llega a casa mucho antes de que podamos escuchar sus pasos. Y saben de inmediato los matices en los sonidos, pueden detectar tonos de voz y el sonido de su correa, por ejemplo.

Pareciera que los perros tienen superpoderes, pero es su sensibilidad auditiva lo que les permite entender el mundo, poder relacionarse con él, escucharnos y poder acatar ciertas órdenes. Sin embargo, hay algunos sonidos que no son tan agradables para ellos.

De hecho, hay sonidos que les pueden resultar molestos, que les causen miedo, estrés e incluso, ansiedad. Te darás cuenta en seguida de que un sonido les está molestando porque su conducta cambia inmediatamente. A continuación te contamos cuáles son los sonidos que los perros odian.

No todos los perros toleran los mismos sonidos | Fuente: Unsplash

Como ya te mencionamos hace un momento, la sensibilidad del oído de los perros hace que todos los sonidos que perciban se multipliquen, los oyen muy cerca, de modo que ellos escuchan como si estuvieran taladrando casi casi junto a su oído. Algunos de los sonidos que los perros odian son:

  • Llanto de bebés
  • Electrodomésticos, como la aspiradora o licuadora
  • Instrumentos musicales
  • Truenos
  • Fuegos artificiales
  • Ruidos de construcciones
  • Alarmas, alertas y sirenas

¿Cómo sé si a mi perro le está molestando un ruido?

Si tu perro presenta alguno o varios de estos síntomas, es una señal de que el sonido que está escuchando le desagrada por completo. Si tiende a lamerte, esto es lo que significa.

  • Temblores corporales
  • Incontinencia
  • Ladridos o aullidos
  • Jadeos excesivos
  • Buscan refugio
  • Destruyen cosas

Calmarlos y tenerlos en un sitio tranquilo es muy importante | Fuente: Unsplash

Recuerda siempre ponerle la atención adecuada a tu perrhijo y poco a poco podremos identificar cuáles son estos sonidos que lo afectan emocionalmente y tomar las medidas necesarias para que el sonido no les sea desagradable, pues hay sonidos que no siempre son imposibles de evitar. Esperemos no lo necesites, pero si intentas darle algún premio para calmarlo y por los nervios comienza a toser, así puedes darle RCP a tu perro.

Puedes consultar a un especialista que te asesore para brindarle todo el apoyo para poder tranquilizarlo y encontrar soluciones para tratar con el miedo de acuerdo a su raza, pues hay unas más propensas que otras que tienen cierta predisposición a desarrollar fobia a los ruidos, como el pastor australiano, border collie o el pastor inglés.

El comportamiento de los canes es complicado, si notas que últimamente está más inquieto de lo normal, una medida que puede ayudarle es esterilizarlo.

Cuidar de ellos y hacerlos sentir seguros, evitará que odien más esos ruidos | Fuente: Unsplash

Como consejos adicionales, evita regañarlo, sé muy paciente con él. Es mejor mostrarse tranquilo, demostrarle tu afecto y protección mientras pasan esos ruidos. Alterarnos sólo hará más grave sus síntomas. Evita también encerrarlo en un espacio reducido o amarrarlo. Lo mejor es que si sabemos que habrá un ruido que pueda causarle miedo, resguardarlo en un lugar seguro o jugar con él para ayudarlo a distraerse.

Si aún no tienes perros, gatos o compañeros animalitos, aquí te contamos por qué es  mejor adoptar una mascota que comprarla, recuerda que ante todo son seres vivos que merecen todo nuestro amor y cuidado.

¿Qué piensas de estos sonidos que los perros odian? ¿Hay algún otro que conozcas?

***

No te pierdas todo el contenido de Viviendo En Casa en YouTube.

Escrito por
Bárbara Olguín

Relacionadas