Shorkie Tzu, goberiano y beabull: Los nuevos “perros de diseño” que preocupan a veterinarios

Pamela Rodríguez Ordaz
Perros de diseño

Los perros son increíbles, son animales con muchísimas cualidades que se adaptan fácilmente a las personas, son fieles, inteligentes y hermosos, sin embargo, aunque muchísimas personas quieren tener a estos suavelomitos para amarlos sin importar la raza, otros dueños sí se preocupan mucho por los atributos de la raza, dando paso a “combinaciones” que pueden resultar mal en ocasiones, es por eso que hoy te hablaremos de los nuevos “perros de diseño” que preocupan a veterinarios.

Los “perros de diseño” surgen de cruces hechos a propósito entre razas puras previas en busca de combinar las mejores características de sus progenitoras. Quienes llevan a cabo estas ‘mezclas’ señalan que el resultado destaca las características de cada raza fundadora y, a diferencia de los llamados “mestizos comunes”, se puede diferenciar el origen a través de la genealogía de las razas fundadoras. 

Históricamente muchos perros son y han sido utilizados para tareas necesarias para los humanos como el pastoreo, el cuidado de la casa, como lazarillos, compañeros de rescate y hasta como pequeños policías antidrogas en aeropuertos, pero tristemente en la búsqueda de ciertas características para el trabajo, por vanidad y hasta para actividades ilícitas como las peleas de perros, han llevado a la crianza selectiva que afecta gravemente a más de una raza.

De acuerdo con un escrito del doctor Juan Enrique Romero, compartido a través del medio Infobae, las mal llamadas “razas” de diseño, no cuentan con registro genealógico ni con pedigrí aunque sus razas fundadoras sí los posean, sin embargo, tienen un valor mayor en el mercado debido al argumento de que poseen virtudes que no se pueden comprobar.

No cuentan con registro genealógico ni con pedigrí | Fuente: Unsplash/Pixabay

Además, el experto explica que los argumentos de los defensores de estos cruces de razas no tienen ningún rigor biológico, pues no se tienen en cuenta las leyes de dispersión de la genética.

Por ello, hasta el momento ninguna asociación canina internacional ha admitido a ninguno de estos cruces, los cuales, por cierto, ya cuentan con alrededor de más de 200 representantes.

Algunos de los cruces que más han ganado popularidad es entre un golden retriever y un husky siberiano, llamados ‘goberianos’, entre un beagle y un bulldog inglés llamados ‘beabulls’, o los simpáticos ‘shorkie tzu’, decendientes de la cruza entre un yorkshire terrier y shih tzu.

Quienes se dedican a realizar estos cruces aseguran que se requieren tres generaciones reproductivas bien documentadas para que obtenga el estatus de “raza de diseño”, aunque Juan Enrique Romero explica que no se tienen en cuenta los conceptos de fijación genética y transmisión a futuro que se aplican desde siempre para reconocer el concepto de raza.

“Se ha alertado seriamente sobre los riesgos de esta moda que en general se fundamenta en falsos avisos publicitarios sin ningún rigor científico, como el que asegura que muchas de ellas son hipoalergénicas o que son ideales para propietarios inexpertos o que son más dúctiles para aprender que sus dos razas originarias”, explicó Romero a Infabe.

Además, el experto señala los riesgos de abandono de estos animales por no cumplir las altas expectativas, por haber sido adquiridos por ‘marketing’ y el peligro de los cruces accidentales.

La Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals de Reino Unido explica que “la mayoría de perros se seleccionaron originalmente para fines particulares, como la caza o la vigilancia de propiedades. Los humanos criaron selectivamente perros que eran los más adecuados para diversos roles que se les requerían, en función de su aptitud, habilidad y utilidad”. 

“Hoy en día para ganar exposiciones caninas se han criado perros con pedigrí para enfatizar ciertas características físicas de acuerdo con los estándares de taza establecidos”, agregó la RSPCA.

Sin embargo, recordemos que en la búsqueda del “perro perfecto” se les ha hecho mucho daño a muchas razas con modificaciones crueles e innecesarias que afectan su salud y su calidad de vida como los pugs, los bulldogs, los perros salchicha, entre otros.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas