¿Porque me gusta oler a mi perro? Los expertos lo explican

Pamela Rodríguez Ordaz
por qué me gusta oler a mi perro

Los perros son de las criaturas más adorables, nobles y divertidas, nos entregan todo su amor de forma incondicional y a cambio nosotros debemos darles la mejor calidad de vida que podamos, cariño y respeto, es tanta la conexión que a veces podemos tener conductas que pueden parecer extrañas vistas desde afuera, pero que a nosotros nos dan confort, en ese marco hoy hablaremos del por qué nos gusta oler a nuestro perro, según los expertos.

Aunque no pueden hablar, los perros tienen muchas formas de comunicarse con nosotros, son animales que están en sintonía con nosotros, sienten nuestro ánimo, nuestras enfermedades y entienden nuestras señales, y, aunque no nos demos cuenta, nosotros también nos comunicamos con ellos más allá del aspecto verbal o las caricias.

De hecho, los perros miran fijamente a sus dueños para manipularlos y conseguir lo que quieren, es un comportamiento que les enseñamos desde pequeños cuando sus ojitos nos hacen sentir culpa y compasión y les damos comida o atención y ellos lo aprenden. También usan esta técnica para expresar emociones, de hecho, esta mirada entre humanos y sus perros libera oxitocina, la cual se le conoce como la hormona del amor y juega un papel importante en el lazo entre ambos, aumentando el amor y la confianza.

por qué me gusta oler a mi perro

Aunque para los demás pueda parecer extraño, a los dueños les da confort | Fuente: Pexels

¿Porque me gusta oler a mi perro? Los expertos lo explican

Otra forma de comunicación con nuestra mascota son los olores, tenemos muy claro que ellos nos huelen para descubrir muchísimas cosas, pero lo que sigue siendo un misterio es el por qué nos gusta olfatearlos a ellos.

Aunque aún no existen estudios suficientes sobre este hecho, es bien sabido que oler a nuestras mascotas nos hace sentir confort emocional. De hecho, es tan popular esta práctica que hasta se han hecho trends en redes sociales que consisten en oler a nuestros perros o gatos.

Se estima que esta acción no solo tiene que ver con la familiaridad, sino que nos permite oler sus feromonas y esto nos calma y nos da una sensación de bienestar.

Además, nuestro instinto nos hace acercarnos a estos seres tan queridos para saber si algo no está bien con ellos, como alguna enfermedad o si les hace falta un baño.

Así que no te sientas extraño la próxima vez que le eches una olfateada a tu suavelomito, es algo bastante común y que nos hace sentir bien tanto a nosotros como a ellos.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas