¿Por qué mi suculenta se está pudriendo? Así puedes salvarla

Pamela Rodríguez Ordaz

Las suculentas se han convertido en las plantas predilectas tanto de los expertos en jardinería como de los novatos en esta área, gracias a que embellecen los espacios, son fáciles de cuidar y se adaptan muy bien a los rincones, sin embargo, aunque se les conoce como una especie muy resistente, hay factores que pueden acabar con ellas, es por eso que hoy te revelaremos por qué tu suculenta se está pudriendo y qué hacer para salvarla.

Las suculentas son cactáceas que requieren de poca atención y poco trabajo, existen alrededor de 10 mil especies pertenecientes a unas 50 o 60 familias botánicas, como los aloes, los agaves, las yucas, los cactus, entre muchísimos otros.

Lo más importante es que estas plantas son desérticas, por lo que requieren poca agua y, aunque en general no son susceptibles a plagas e insectos, el exceso de humedad puede atraerlos, por lo que el riego abundante, la falta de drenaje y los bichos pueden hacer que se pudra y hasta matarla. También la falta de agua puede llevarlas a la pudrición, así que, en cuanto al riego, hay que tener muy buen balance con estas amiguitas.

Cuidados básicos de las suculentas

  • Necesitan poca agua, ya que sus hojas son capaces de absorber la humedad del ambiente y retenerla en sus hojas, tallos y raíces
  • El exceso de riego puede ser letal para ellas, durante los meses de frío requieren aún menos agua 
  • Necesitan mucha luz, pero no siempre del sol directo
  • Un buen drenaje es fundamental para ellas 
  • No necesitan un suelo rico en minerales, al contrario 
  • Mantén tus suculentas limpias pasando un trapito suave y húmedo por sus hojas
Por qué mi suculenta se está pudriendo

Recuerda que estas plantits son de poca agua | Fuente: Unsplash

¿Por qué mi suculenta se está pudriendo? Así puedes salvarla

  • Riega tu suculenta solo una vez por semana o una vez cada 15 días en invierno
  • Debe tener muy buen drenaje, evita que se encharque
  • Riega solo cuando la tierra ya esté seca
  • Dale luz solar diario, si no la recibe es más fáciles que guarde humedad en sus raíces
  • Elige las que son de color verde y de crecimiento lento, pues se adaptan mejor 

Para salvarlas

Vas a necesitar:

  1. Alcohol
  2. Tijeras o un cúter
  3. Carbón vegetal
  4. Sustrato para suculenta 
  5. Una maceta
  6. Paso a paso:
  7. Desinfecta con el alcohol el cúter o las tijeras
  8. Saca a la suculenta de la maceta 
  9. Revisa su tallo y raíz para asegurarte de que no se pusieron negras
  10. Si se pusieron negras corta las zonas infectadas para que el proceso no avance 
  11. Deja que se seque y sane, no la expongas a la luz durante este proceso
  12. Luego de tres días lava tu suculenta 
  13. Prepara la maceta nueva con el sustrato y el carbón 
  14. Riégala sólo lo necesario
  15. Poco a poco irá sanando sola

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas