¿Por qué mi perro empieza a correr de la nada? Veterinarios lo explican

Alejandra Chavarria

¿Te ha pasado que de repente tu perro empieza a correr de la nada? Puede ser que le dan arranque de locura de un momento a otro o que mientras estás jugando con él, empieza esta divertida escena.

Esta conducta de ataque de hiperactividad ,muchas veces es porque tu perro se siente muy feliz, quizá suceda cuando llegas a tu casa después de un día que se quedó solo y así celebra tu llegada. Estos juegos, incluyendo el perseguir cosas son actividades que aprenden como parte de su entrenamiento para cazar, aunque estas prácticas han quedado muy atrás.

Puede ser que también hayas visto a tu perro correr en círculos y esto se debe a su naturaleza de perros de pastoreo, pues así conseguían reunir al ganado y esto, además viene de mucho más atrás, de sus raíces de lobo pues se usa como estrategia de caza.

Este estallido de hiperactividad tiene una razón | Fuente @Pexels

¿Por qué se presenta este ataque de hiperactividad en tu mascota?

Este estallido energético en el que tu perro empieza a correr de la nada, son técnicamente periodos de actividad aleatoria frenética (FRAP) y se observan en muchas especies de animales domésticos o salvajes.

Estos FRAP pueden ser al azar y los sucesos que los originan pueden ser después de un prolongado tiempo de encierro y sale para liberar toda esa energía contenida. Estos comportamientos son completamente naturales, sin embargo algunos dueños pueden llegar a pensar que su perro está teniendo mucho estrés o incluso sufra alguna enfermedad.

José Arce, presidente de la Asociación Estadounidense de Medicina Veterinaria, explica que este comportamiento se puede malinterpretar como obsesivo compulsivo, porque en el caso del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) los perros se persiguen la cola, siguen sombras, lamen el piso con la lengua, sin embargo, correr como “locos” no es un signo de TOC en los perros.

¿Has notado este comportamiento en tu amigo canino? | Fuente @Pexels

Si crees que este comportamiento sea más delicado que un simple estallido de energía y de juego, acude con el veterinario para una revisión y detectar problemas físicos o neurológicos.  Pero si tu perro empieza a correr de la nada mientras juegas o cuando llegas a casa, no hay nada de qué preocuparte.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas