¿Por qué los perros no pueden comer chocolate y qué les pasa si lo hacen?

Bárbara Olguín

Sin duda, si eres un humano que ama a los perros, el sólo hecho de disfrutar su compañía ya es garantía de pasar un buen momento juntos. El querer compartir todo con tu mejor amigo se vuelve parte de tu rutina del día a día y amas dedicarle  tu tiempo, los paseos, tu vida, los juegos y claro, hasta darle comida.

Siempre se vuelve tentador ver los ojitos de nuestros perros y compartirles todo tipo de comida que consumimos en nuestro día a día: un poco de verduras y frutas, un poco de pollo, tal vez un poco de pan… e incluso alguna golosina.

Pero hay ciertos alimentos que no son del todo buenos para nuestros perros, como algunas frutas y el chocolate, por ejemplo. Por eso, te contamos en esta nota por qué los perros no pueden comer chocolate y qué les pasa si lo hacen.

El chocolate puede ser muy dañino para tu lomito | Fuente: Unsplash

¿De qué está hecho el chocolate? Pues bien, contiene una sustancia llamada teobromina, un alcaloide que es similar a la cafeína. Para nosotros los humanos procesar esta sustancia es muy fácil. De hecho, se utiliza un químico similar en la medicina como diurético y en estimulantes para el corazón.

Sin embargo, los perros metabolizan de una forma mucho más lenta esta sustancia, así, su cuerpo va acumulándola en su organismo hasta llegar a niveles altos de toxicidad. Pero antes de alarmarnos, es importante señalar que existen varios factores antes de que un posible envenenamiento por teobromina ocurra.

El chocolate contiene teobromina, una sustancia parecida a la cafeína que los perros no pueden metabolizar | Fuente: Pexels

Debemos tomar en cuenta la cantidad y el tipo de chocolate que ingieran, así como el tamaño de nuestro lomito. El chocolate para fundir tiene 10 veces más teobromina que el chocolate con leche y miles de veces más que el chocolate blanco. Por eso, digamos, el chocolate blanco es seguro. Por cada gramo, hay entre 1y 9 miligramos de teobromina.

Para que podamos considerar como “tóxico” al chocolate, al igual que algunas plantas, deberán existir 20 mg de teobromina por cada kilo de peso. Traduciéndolo a ejemplos concretos, un lomito de 5 kg debería ingerir 100 mg de teobromina, esto es, una barra de chocolate con leche de 70 gramos o 20 g de chocolate negro, por ejemplo, para que cause un problema.

Ahora, esto sucede con los chocolates en barra, pero ¿el cacao en polvo? Bastan sólo 4 g para 100 mg de teobromina. Y a todo esto, ¿qué efectos puede tener la teobromina en tu perrito? Pues bien, como te dijimos arriba, la teobromina en parecida a la cafeína, así pues, aumenta la liberación de adrenalina, afectan el flujo de calcio dentro y fuera de la célula, lo que aumenta las contracciones musculares.

Los niveles de toxicidad dependen del tipo de chocolate, tamaño de la porción y peso del perro | Fuente: Pexels

Todo esto se vuelve un coctel bioquímico que estimula el sistema nervioso central y el corazón, pero otros músculos se relajan, lo que puede causar problemas respiratorios. Uno de los primeros síntomas de que algo anda mal es que tu perro tenga vómitos, diarreas, hiperactividad de su corazón, lo que le puede llevar a un paro cardíaco.

Por ello, si sospechas o cachaste a tu perro comerse chocolate, lo mejor es, primero, conservar la calma y llamar al veterinario lo más pronto posible. Generalmente se le induce al vómito en un plazo de dos horas después de comerlo. Te damos unos consejos para darle RCP a tu perro en caso de una emergencia, pero esperemos no llegues a necesitarlo. Ahora que si tu perro es uno de los que se altera con facilidad, esta puede ser la razón.

¿Qué piensas ahora que ya sabes por qué los perros no deben comer chocolate y qué les pasa si lo hacen?

***

No te pierdas todo el contenido de Viviendo En Casa en YouTube.

Escrito por
Bárbara Olguín

Relacionadas