Método para germinar semillas en cáscaras de huevo, fácil y llenos de nutrientes

Pamela Rodríguez Ordaz

Los beneficios de la cáscara de huevo para las plantas son bien conocidos, sin embargo, puedes utilizarlas de muchas maneras, eso incluye hacer pequeñas macetas ecológicas llenas de vitaminas y minerales para hacer crecer tus plantas, es por eso que hoy te enseñaremos el método para germinar semillas en cáscaras de huevo, fácil y llenos de nutrientes.

La cáscara de huevo está compuesta por más de un 90% de calcio, además contiene otros minerales como el hierro, el magnesio, zinc, cobre y fósforo. Incluso la capa delgada llamada membrana contiene elastina, aminoácidos, colágeno y ácido hialurónico, además de vitaminas como la D.

El calcio es uno de los minerales más importantes para el desarrollo de las plantas, además, combate las plagas y reduce la acidez del suelo, por ello es uno de los fertilizantes naturales favoritos.

Estos semilleros, además de ayudarnos a reciclar, son ecológicos, baratos y les brindarán nutrientes a tus plantitas, pues el calcio es de liberación lenta en la tierra y le dará a las semillas lo necesario para crecer y desarrollarse de forma óptima.

Germinar semillas en cáscaras de huevo

Aprovecha los poderosos nutrientes de la cáscara de huevo para tus plantas | Foto: Pinterest Natural Living Ideas

Método para germinar semillas en cáscaras de huevo, fácil y llenos de nutrientes

Vas a necesitar:

  • Cáscaras de huevo a la mitad 
  • Cartón de huevos 
  • Humus de lombriz o tierra negra (el hummus es mejor)
  • Semillas
  • Alfiler
  • Jabón para trastes 

Paso a paso:

  1. Enjuaga las cáscaras de huevo con agua tibia y un poco de jabón, no demasiado
  2. Elimina los restos de jabón con agua tibia limpia 
  3. También puedes hervir los cascarones sin jabón para eliminar los restos de huevo
  4. Con ayuda del alfiler hazles un hoyito a los cascarones en la parte inferior 
  5. Llena los cascarones con el humus de lombriz o la tierra negra, el hummus es mucho más nutritivo y ayudará a crecer a tus plantas 
  6. Agrega dos semillas por cada cascarón de huevo, no las metas demasiado profundo en la tierra para que puedan germinar 
  7. Con ayuda de un atomizador rocía las semillas para humedecer el sustrato
  8. Mantén la tierra húmeda, pero no empapada
  9. Coloca el cartón con los cascarones en un lugar iluminado y cálido, pero sin sol directo 
  10. Cuando tu plantita haya crecido lo suficiente puedes plantar en una maceta, en el jardín o en tu huerto

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas