El hermoso significado espiritual de las mariposas: ¿Qué pasa cuando te visitan?

Leilani Díaz

Las mariposas son insectos de colores hermosos, comúnmente asociados al alma y a las manifestaciones mitológicas o religiosas. Ya sea que las veas en tus sueños, se posen sobre ti o visiten tu casa; su aparición en tu vida podría tener un hermoso y profundo significado espiritual.

En muchas culturas, las mariposas simbolizan resistencia, cambio, esperanza y la impermanencia de la vida terrenal, esto porque suelen relacionar el cambio de oruga a mariposa con el viaje del alma cuando muere su cuerpo físico y cambia a un cuerpo divino.

Los antiguos griegos, por ejemplo, solían representar la psique humana (o el alma) con unas alas de mariposa.

Asimismo, para la religión cristiana, este animal es un símbolo de resurrección o un mensaje enviado desde el mundo espiritual; es decir que, según los cristianos, que te visiten mariposas en tu casa, podría ser porque un ángel está intentando comunicarse contigo para darte un mensaje.

Unsplash

Es difícil saber exactamente de qué se trata dicho mensaje, ya que nunca será explícito, pero en el fondo tú sabrás lo que intenta decirte tu ángel guardián; podría ser un recordatorio de algo importante que has estado posponiendo, un llamado a reparar una relación rota o a que te ocupes de algunas deficiencias que tienes en el trabajo o con tu familia.

En cambio, para el Feng Shui, las mariposas significan amor y libertad.

Gracias a su sorprendente transformación en la que la oruga se destruye y envuelve en un capullo para renacer en algo completamente nuevo, pero aún más bello, las mariposas también suelen ser una representación de un viaje de crecimiento espiritual en el que aprendes a dejar pasar las cosas que no te dañan, aprendes de ellas y mejoras como ser humano.

Así que sin importar si las mariposas que te visitan son negras, azules o monarcas, no te asustes; ahora sabes que su presencia tiene un bello significado espiritual que traerá fe y amor a tu vida, especialmente en tiempos de caos.

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas