Lugares donde a tu lomito más le gusta que lo rasques

Loretta Chantiri

Todo lomito ama una buena sesión de juego y de caricias, pero te has preguntado alguna vez, ¿donde es que realmente le gusta que lo rasques?

La cabeza, la panza, el lomo, los cachetes son de los lugares donde muchos rascamos a nuestras mascotas porque sabemos que eso los haces sentir plenos y apapachados, aunque realmente no sabemos cuál de todas las zonas es su favorita.

Es por eso que estudiar un poco acerca de su comportamiento es sumamente importante ya que eso nos ayuda a entablar una mejor conexión y convivencia con nuestro lomito, ayudándonos así a poder satisfacer sus necesidades de salud, o como en este caso, para consentirlo al máximo.

Pero regresando al tema de rascar a nuestro perro, debes saber que, primero que nada, las orejas son todo un clásico que ellos adoran, especialmente detrás de sus suaves orejitas. Esto porque las relaciona con los lametones cariñosos y protectores que las madres perrunas dan a sus cachorros.

Por otra parte, también les encanta que les hagan cosquillas en la panza, y si tu mascota confía en ti lo suficiente como para tumbarse bocarriba puedes sentirte feliz de rascarle la barriga todo lo que quieras  ya que esto significa que confía totalmente en ti. Tu perro comprende quién es el “líder” de su manada, por decirlo de alguna manera, pues se trata de un gesto de absoluta sumisión en el que se encuentran muy vulnerables.

Podríamos resumir que la razón principal de que le guste que lo rasques es el placer y la necesidad de afecto y cariño pero, ¿sabías que también los perros aman que les rasques el trasero? Según explica Pam Holt, terapeuta certificada, a la revista Mel Magazine, la respuesta es bastante simple: “Esa área es difícil para que los perros lleguen por sí mismo. A nosotros nos pasa igual, nos encanta que nos rasquen en la espalda, porque nosotros no alcanzamos”.

Pero lo más interesante es que de hecho la parte trasera de los perros es bastante especial puesto que la especialista explica que también se trata de uno de sus puntos favoritos para practicar la acupuntura. “Lo llamo ‘Bai Hui’ o ‘Puerta del cielo’ y a los perros les encanta. Ayuda a fortalecer la parte trasera, aumenta el flujo sanguíneo y disminuye el dolor con la liberación de endorfinas. Trabajar este punto de acupresión puede aliviar el estrés y la ansiedad al tiempo que abre la mente”.

Así que ahora lo sabes, las orejas, la barriga y la parte trasera del lomo o sus pompitas, son las zonas favoritas de tu lomito para que lo rasques y lo apapaches. Claro que muchos nunca podremos dejar de acariciar su adorable carita todo el tiempo, aunque quizá ese es un gusto más para nosotros que para nuestro perro.

¿Cuál es la zona favorita de tu lomito para que lo rasques?

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas